Viajes

York, el encanto de la Inglaterra medieval

Todo el mundo sueña con viajar a Nueva York, pero ¿qué pasa con la “vieja” York? Sí, esta hermosa y acogedora ciudad inglesa, mil veces más pequeña y recogida que su hermana americana, bien merece una escapada. Calles empedradas, mansiones victorianas   y fachadas de entramado de madera; murallas enmohecidas y tradiconiales pubs. La esencia británica más seductora.

York, la Eboracum romana, carga a sus espaldas con dos mil años de historia. Fue ciudad fronteriza, el límite norte de la Britania, cerca del Muro de Adriano y baluarte de la civilización en una tierra fría e inhóspita. Pero fue en la época medieval donde York vivió su mayor época de esplendor.

Caminar por The Shambles, una vieja calle que mantiene el trazado original, salpicado de posadas y otros establecimientos que guardan cuidadosamente su estética medieval, es pasear por un túnel del tiempo hasta la época de los señores feudales, los monjes y los torneos y justas de aquella época.

The Shambles es además un punto particularmente interesante para realizar todo tipo de compras, pues es posible encontrar en ella comercios de artículos vintage, boutiques, librerías arcaicas y tiendas de souvenirs, así como sugestivos lugares para deleitarse con exquisitos cafés, tés o panecillos típicos de Yorkshire.

Visita obligada es la emblemática Catedral de York (York Minster), el segundo templo gótico más grande de Europa después del de Colonia, un edificio majestuoso tanto por dentro como por fuera. Igual de impresionante resulta el paseo por la antigua muralla, prácticamente intacta a pesar del paso de los siglos.

York es también una ciudad misteriosa donde hay un tour que recorre sus rincones más oscuros explicando las leyendas y los fantasmas que habitan sus edificios, puentes y casas. Más apacible resulta el paseo en barca por el río Ouse que nos permite admirar las murallas de la ciudad desde fuera y el paisaje de los alrededores.

Y falta lo fundamental: una visita a alguno de los pubs en los que tomar una buena pinta y disfrutar de la gastronomía local (a pesar de estar en el Reino Unido) y dejarse impregnar por el sabor y el carácter british más genuino.

Fotos vía: byitsizepro.co.uk

Escrito por Daniel Terrasa el 11 agosto, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario