Viajes

Yom Kippur: el día que Israel se paraliza

Durante veinticuatro horas cada año, el estado de Israel se paraliza literalmente para la celebración del Yom Kippur, también conocido como el Día de la Expiación, el día más sagrado del año para el pueblo judío. Coches, aviones y trenes dejan de moverse. No hay música en la radio, se suspenden las emisiones de televisión y todas las tiendas y negocios permanecen cerrados.

Los israelíes aprovechan este día para pasear por las calles vacías de las ciudades. Muchos de ellos sacan sus bicicletas y patines para disfrutar de una imagen realmente extraña: un escenario digno de una película post-apocalíptica.

Durante el Yom Kippur los judíos más devotos se someten a un ayuno total (sin bebida ni comida) desde que sale el sol hasta que se pone. Si se siguen estrictamente las reglas hay que huir de todos los placeres físicos, incluidas las actividades sexuales, pero también el uso de zapatos de cuero y lavarse cualquier parte del cuerpo.

Para un viajero extranjero, visitar Israel durante Yom Kippur puede resultar una experiencia surrealista: un país entero que de repente deja de funcionar. No hay restaurantes donde comer e incluso el personal de los hoteles permanece en letargo; solo los servicios  de emergencia (policía, hospitales, bomberos…) están operativos. No está de más recordar que en 1973 los países árabes vecinos enemigos de Israel aprovecharon esta fecha para lanzar un ataque conjunto, esperando explotar su vulnerabilidad. Por suerte para los israelíes, éstos pudieron reaccionar y resistir.

Y sin embargo no es tan malo como parece. De hecho, muchos turistas visitan Israel durante este período solo por vivir esta experiencia.

Fotos vía: PJMedia

Escrito por Daniel Terrasa el 10 octubre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario