Viajes

Wolfsschanze, la Guarida del Lobo de Hitler

En las profundidades de los bosques masurianos, a unos 8 km de distancia de la pequeña ciudad de Rasteburg, en la Prusia Oriental, se encuentra las ruinas del búnker más secreto de Adolf Hitler, la legendaria Wolfsschanze, la Guarida del Lobo. Aquí fue donde se fraguó, a lo largo de varios años, el plan secreto para a invasión nazi de la Unión Soviética, la Operación Barbarroja. Visitar estas cabañas de madera perdidas en mitad de un laberinto verde es viajar a las mismas entrañas de la Historia.

Aunque hoy lo que los visitantes encuentran allí es un grupo de edificios destartalados y abandonados, muchos de ellos sepultados bajo la espesa vegetación, en su día este fue uno de los lugares más secretos y seguros del Reich. Las instalaciones del complejo fueron camufladas con arbustos y árboles artificiales, siendo fuertemente vigiladas por varias barreras de cañones antiaéreos, tanques ocultos en la espesura y minas terrestres. Algunas de las paredes de los bunkers tenían hasta dos metros de espesor.

Y a pesar de todo, no se pudo evitar un sonado atentado que podría haber cambiado el curso de la historia. Nos referimos, claro está, a la célebre Operación Valkiria ejecutada el 20 de julio de 1944, de la que Hitler salió milagrosamente ileso.

Cuando tres meses más tarde el Ejército Rojo llegó a las fronteras de Prusia Oriental, la cúpula militar alemana se vio obligada a abandonar la Guarida del Lobo. Tras la evacuación el propio Hitler dio órdenes de volar por los aires todo el complejo. Lo que hoy se ve allí es el resultado de esta destrucción, que sin embargo no fue suficiente para borrar todas las huellas de su existencia.

4-format11

Después de la guerra, gran parte de Prusia pasó a estar bajo soberanía de Polonia, y por tanto quedó detrás del Telón de Acero.. Hubo que esperar hast ala caída del comunismo en 1990 para que el lugar pudiera volver a ser visitado- Hoy son muchos los turistas que viajan hasta la cercana locaidad de Gierloz y rinden visita a la Guarida del Lobo, donde se halla una pequeña sala de exposición y una placa conmemorativa en honor al Coronel Claus von Stauffenberg, el cerebro de la fallida trama conspirativa para acabar con Hitler y detener a guerra.

Fotos vía: Die Welt

Escrito por Daniel Terrasa el 22 febrero, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario