• Sin categoría

    Vuela libre: Tokyo Slo-Mode

    Parece el tráiler de una película. Tokyo en modo “slow”. ¿Inconcebible? No, real. Por las veces, sobre todo los lunes, que le gastamos los sintagmas a la típica frase de: “que se pare el mundo, que yo me bajo”. Disfrutad en calma.

    Todo es relativo, compartimos esta teoría. Girar la cabeza 180 grados, cogerle la mano a alguien, cruzar el semáforo. ¿El escenario? Tokyo. Son instantes que este vídeo convierte en infinitos. Bajar un escalón, aletear los brazos. Sabemos que, en la vida real, es imposible rebobinar. Por eso, a veces, percibir el valor de los detalles, captar la esencia con lupa, nos ayuda a borrar la idea del arrepentimiento. Porque volvemos a nuestro origen más simple. Físico, sin proyecciones. Es una inyección de calma y plenitud que no logramos describir.

    Hasta la ciudad más estresante del mundo, o una de las más, echa una cabezadita de vez en cuando. Somos vulnerables, delicados. Necesitamos tomar aire (más allá del sentido literal), como se ilustra en la metáfora final del vídeo.

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 21 mayo, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario