• Viajes

    Visita al Duomo de Milán

    En el corazón de la capital de Lombardía se encuentra una de las grandes joyas de la arquitectura italiana y mundial: el Duomo de Milán, cuya belleza y elegancia nos recuerda, una vez más, que estamos en la gran capital del diseño y de la moda. Un edificio fantástico que nos ofrece una visita inolvidable.

    El Duomo de Milán, la segunda mayor catedral gótica del mundo (la primera es la de Sevilla), se empezó a construir a finales del siglo XIV aunque los trabajos no serían finalizados hasta varios siglos más tarde, gracias al interés y las aportaciones de Napoleón Bonaparte. En su interior se puede visitar una pequeña figura medieval de cobre de la Virgen, conocida como La Madonnina, que se ilumina por las noches.

    Las enormes vidrieras del Duomo milanés son realmente impresionantes por sus dimensiones y su composición cromática, pero sobre todo por su diseño especialmente concebido para inundar de luz el interior de la catedral, pintando los muros con vivos colores y llenando el edificio de una atmósfera cálida y acogedora. Un espectáculo bellísimo.

    El exterior es incluso más impresionante que el interior: esa fachada blanca con altísimos pináculos que alcanzan los 45 metros de altura, su espectacular ubicación dominando la gran plaza que lleva el mismo nombre, en el mismo centro de Milán, la mezcla de estilos gótico francés y renacentista, el precioso mármol rosado de las columnas y los capiteles… Uno puede quedarse horas extasiado contemplando la majestuosidad de este edificio.

    Incluso aquellos viajeros que no sientan especial atracción por la arquitectura o por los edificios religiosos no deberían dejar de visitar el Duomo durante su visita a Milán. Seguro que no se arrepienten de hacerlo.

    Fotos vía: Visit Milan

    Escrito por Daniel Terrasa el 11 octubre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario