• Reportajes, Viajes

    Viajar solo

    Durante seis meses estuve viajando solo por Europa, a lo largo de medio año viajé por mi cuenta y riesgo, sin la compañía constante de ningún amigo ni familiar. Curiosamente, durante ese tiempo, fue cuando menos solo me sentí; en todo momento estuve rodeado de extraños que, en muchos casos y en unos pocos días, se convirtieron en buenos amigos.

    Viajar solo puede parecer una locura y un aburrimiento la primera vez que piensas en ello, pero no lo es en absoluto. Te permite hacer lo que te apetezca en cada momento sin necesidad de consultar a nadie más, gracias a ello puedes pasar tanto tiempo como desees en un lugar que te encante y salir disparado de otro que no te llame la atención, sin necesidad de pretender por agradar a la compañía. Puedes descansar cuando quieras, ir de museos o salir de fiesta dependiendo de con qué pie te levantes por la mañana.

    Pero lo que más aporta el viajar en solitario es la inmersión a la que te obliga en los lugares que visitas. La necesidad humana de comunicarnos y socializar nos obliga a desinhibirnos y abrirnos a nuevas relaciones con suma facilidad, atrás queda cualquier atisbo de timidez.

    De este modo, fácilmente conocemos gente en todos los lugares en los que nos encontremos: en hostels, en albergues, durante vuelos, en el vagón del tren, en el transporte público, en mitad de la calle o de un tour gratuito… Cualquier lugar vale para empezar una charla tonta con otra persona y acabar pasando el día juntos recorriendo la ciudad.

    La superación personal a la que te obliga el viajar solo te cambia la vida, te obliga a valerte por ti mismo en todo momento, a estar siempre con un sexto sentido alerta y a superar cualquier adversidad que te pueda surgir.

    Cuando vuelvas a casa jamás volverás a quedarte en tu ciudad durante las vacaciones por falta de compañeros dispuestos a viajar. La próxima vez empaquetarás tu equipaje, comprarás el billete y darás un par de vueltas de llave a la puerta de casa sin parar a pensartelo dos veces.

    Fotografías de los autores de The Crazy Travel.

    Escrito por Pablo Mandado el 16 noviembre, 2011 | 3 comentarios
    Etiquetas: , , , Reportajes, Viajes

    Canalviajes (@Canalviajes) (@Canalviajes) | 16 de noviembre de 2011 | 8:49 am

    Viajar solo http://t.co/VjwMsTxG Y, ¿por qué no?

    Shandy Cruzcampo (@blogshandy) | 16 de noviembre de 2011 | 9:37 am

    Una opción interesante :) RT @canalviajes: Viajar solo http://t.co/iiWsevZV Y, ¿por qué no?

    Pablo (@cataplines) (@cataplines) | 16 de noviembre de 2011 | 5:23 pm

    ¿Por qué no viajar solo? http://t.co/sqKWnEI4 vía @canalviajes

    Déjanos tu comentario