• Curiosidades

    Viajando dentro de una bolsa de plástico

    judio

    No se puede subir a un avión con un bote de gomina o con una botella de agua, pero nadie te dirá nada si decides cruzar el Atlántico en tu asiento cubierto con una enorme bolsa de plástico. Eso es exactamente lo que ha sucedido en un vuelo de El Al Israel Airlines, la aerolínea nacional de Israel, que acogió a un excéntrico pasajero que se pasó todo el trayecto envuelto en una bolsa de plástico por motivos religiosos. El tipo se ha convertido en un fenómeno en Internet…

    El “señor X”, así lo llamaremos hasta descubrir su nombre oficial, es un judío ultra ortodoxo que se ha ganado un espacio de privilegio en el semanal de noticias absurdas de la red. “X” se pasó todo el vuelo envuelto en plástico sin dar explicaciones a nadie, lo que motivó que se generara un debate sobre los motivos de su excentricidad.

    Al principio, la red especuló con que trataba de distanciarse de las mujeres, ya que hay judíos ultra ortodoxos que siguen reglas muy estrictas de segregación de género. Sin embargo, al verlo vestido completamente de negro y luciendo la kippah, algunos llegaron a la conclusión de que se trata de un Kohen, es decir, de un descendiente directo de los primeros curas de Israel y que no puede entrar en contacto con los mortales con el fin de proteger su espiritualidad. Al parecer, esta comunidad sigue códigos religosos tan estrictos que tiene prohibido visitar cementerios o incluso tomar vuelos, ya que pasan por encima de lugares de descanso eterno.

    Sin embargo, el rabino Yosef Shalom Eliashiv, miembro de la comunidad lituana de Israel, asegura haber encontrado la solución a este problema: viajar envueltos en bolsas de plástico gigante. Eso explicaría el extraño ritual del pasajero “X”. Y es que los Kohen más radicales creen que si cogen un vuelo se contaminarán con el cementerio que hay cerca del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. La pelota está ahora en el tejado del gobierno, que debe gestionar este asunto junto a las aerolíneas, ya que en caso de emergencia, el pasajero no podría utilizar la máscara de oxígeno. Ni siquiera hace falta llegar hasta ese extremo: si el vuelo se alarga más de lo esperado, es posible que el pasajero se quede sin aire dentro de su bolsa de plástico. Y es que no se permiten agujeritos en la bolsa porque eso también destruiría su pureza…

    Escrito por David Martinez el 16 abril, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , Curiosidades

    Déjanos tu comentario