• Viajes

    Un museo en una cabina de teléfono

    No, no es un chiste. En Warley, un pequeño pueblo de Yorkshire, en el norte de Inglaterra, se acaba de inaugurar el que probablemente sea el museo más pequeño del mundo: sólo cabe un visitante a la vez, porque el museo se encuentra en el interior de una cabina de teléfonos.

    Una icónica cabina de teléfono roja, una de esas que tanto llaman la atención de los turistas cuando viajan al Reino Unido. El espacio no da para mucho, pero lo suficiente para poder exponer una serie de fotografías antiguas y una selección de artículos que cuentan a los visitantes la historia del pueblo.


    Varios vecinos del pueblo, con el apoyo del ayuntamiento de Warley, se encargaron de reunir los objetos y documentos gráficos que se exhiben y de acondicionar la cabina para su nuevo uso. El municipio también ha presentado una solicitud para que este minúsculo museo, The Warley Museum, sea incluido en el Libro Guinness de los Récords.

    El éxito de público ha sido mucho mayor de lo esperado. Tanto que ahora se planea cambiar el tema de la exposición cada tres meses y mantener así el “museo” con material fresco para atraer a más visitantes.

    Con el dearrollo y la expansión masiva de los smartphones entre la población, las cabinas rojas son una especie en peligro de extinción dentro del paisaje urbano de las ciudades británicas. En algunas localidades del paíos los vecinos se han movilizado para conservarlas pero hasta hoy a nadie se le había ocurrido una idea tan eficaz para conseguirlo.

    Fotos vía: The Daily Mail

    Escrito por Daniel Terrasa el 22 octubre, 2016 | 2 comentarios
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Latesha | 12 de noviembre de 2016 | 2:53 am

    A million thanks for posting this inintmarfoo.

    http://www./ | 17 de enero de 2017 | 12:39 pm

    So that’s the case? Quite a revelation that is.

    Déjanos tu comentario