Viajes

Un museo en las ruinas sumergidas de Alejandría

La ciudad egipcia de Alejandría, una de las urbes más fascinantes de la Antigüedad, desapareció bajo las aguas del Mediterráneo a causa de un devastador terremoto en el año 365 d.C. Una cuarta parte de la ciudad quedó sumergida, precisamente la parte más antigua donde se ubicaba, entre otros edificios, la famosa Biblioteca. El no menos legendario Faro de Alejandría también acabó bajo el mar a causa de otro sismo en el siglo XIV. ¿Perdió la Humanidad todos estos tesoros para siempre? Tal vez no del todo…

Hasta ahora cuando un yacimiento arqueológico submarino era demasiado grande para ser rescatado se dejaba allí para siempre, pero la tecnología actual, unida a la voluntad y los recursos de las autoridades políticas de turno, nos permite soñar y creer el proyectos como este: crear un museo sumergido para explorar las ruinas de Alejandría.

La bahía de Abukir, en la costa mediterránea de Egipto y escenario de una de las victorias navales más célebres de Nelson, esconde una espectacular riqueza arqueológica. Diversas expediciones subacuáticas han ido extrayendo del lecho marino multitud de obras de arte y fragmentos de estructuras arquitectónicas. Sin embargo, todo lo que tenemos en la superficie es un mínima parte de lo que aún queda por sacar a la luz.

En el año 1997 se descubrió un yacimiento enorme, de 2,5 hectáreas y unos 2.500 elementos arquitectónicos que incluía el palacio de los Ptolomeos y bloques que formaron parte del faro. Fue entonces cuando aparecieron los primeros planes para conservación de auqel rico patrimonio y que nunca se llevaron a cabo completamente a causa de la inestabilidad política del país en los últimos años.

Pero en 2006 el arquitecto francés Jacques Rougeri propuso una idea que gustó al Ministerio de Cultura de Egipto: un museo que cuparía unos 22.000 metros cuadrados y tendría dos partes: una parte en tierra y otra bajo el agua. El edificio tendría la froma de cuatro falucas (las típicas embarcaciones egipcias del Nilo) y permitiría a los visitantes admirar la grandeza perdida de Alejandría desde sus grandes paneles de vidrio. Al fin y al cabo, la mayor parte de los restos arqueológicos de la antigua Alejandría “sólo” se encuentran a una profundidad que oscila entre 5 y 10 metros.

Fotos vía: news.com.au

Escrito por Daniel Terrasa el 12 diciembre, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario