• Sin categoría

    Trou de Fer, el espectacular cañón de Isla de La Reunión

    La isla de La Reunión, situada en mitad del Océano Índico unos 650 km al este de Madagascar, es un territorio francés de ultramar (por tanto, parte de la Unión Europea), aunque sus espectaculares paisajes no tienen nada que ver con los del viejo continente. Uno de los más impresionantes es el Trou de Fer, el agujero de hierro, un cañón de mil metros de profundidad en cuyo fondo fluye el río Bras de Caverne.


    Alimentado por seis grandes cascadas, la cabecera del Bras de Caverne se sitúa está en un gran circo en la ladera contigua a la pared del cañón. desde allí se precipita hacia abajo con violencia, despeñándose el agua en una vertiginosa catarata de 200 metros de caída.

    Más cascadas se unen a la fiesta a lo largo del serpenteante cauce del río, entre gigantescas moles de roca cubiertas por una espesa capa verde de vegetación tropical hasta que une sus aguas a las del río Mat antes de enfilar su ruta, ya sobre llano, hacia su desembocadura el el océano.

    Un paraíso desconocido hasta hace solo dos décadas

    Los turistas más atrevidos se animan a visitar estos increíbles parajes, en helicóptero o en avión, desde que el Trou de Fer fuera explorado por primera vez en 1989, ¡hace solo 23 años! Esto nos confirma que nuestro planeta está aun lleno de lugares sorprendentes y sobrecogedores a la espera de ser descubiertos.

    Murallas naturales infranqueables como las del Trou de Fer han protegido durante siglos el centro de la isla de la invasión humana, conservando así intactos sus bosques tropicales, llenos de brezos gigantes, helechos y líquenes, se han conservado. Una baza a favor de la vida natural en su batalla contra el hombre.

    Hay que recordar que no muy lejos de La reunión, en la isla Mauricio produjo hace un par de siglos uno de los capítulos más negros de esta guerra: la extinción del dodo, una rara ave que se vio despojada de su medio natural para poder seguir existiendo. Seguro que en Trou de Fer hubiera encontrado el refugio perfecto.

    Fotos vía: petitonnerre en Flickr

    Escrito por Daniel Terrasa el 4 noviembre, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario