• Viajes

    Tras los pasos del flautista en Hamelín

    Mucha gente cree que se trata de un lugar imaginario, pero no: Hamelín (Hameln, en aleman), existe. Al igual que sucede con Bremen y los animales músicos, la fama de esta preciosa ciudad alemana de la Baja Sajonia en todo el mundo se debe a la imaginación de los Hermanos Grimm, autores del popular cuento infantil Der Rattenfänger von Hameln, donde el gran protagonista es el flautista y el gran poder de seducción de su música .

    Recordemos brevemente la historia: cuando la ciudad está siendo asolada por una plaga de ratones que están acabando con las reservas de alimentos guardadas en las despensas y graneros, los desesperados vecinos de Hamelín contratan los servicios de un flautista que, con su mágico instrumento, hace que los roedores le sigan, llevándoselos lejos de la ciudad. El problema llega a la hora de abonar los servicios del flautista: la gente, liberada del problema, se niega a pagarle. La venganza del flautista será terrible, pues usará su flauta para cautivar a los niños y llevárselos lejos para siempre.

    Aunque todo sea ficción, en Hamelín ya han perdonado al flautista e incluso lo han convertido en uno de sus símbolos y reclamos turísticos. No falta, por supuesto, una estatua dedicada a este legendario personaje situada frente a la fachada del ayuntamiento de la ciudad, y otra con el mismo tema ubicada junto al edificio de correos.

    La verdad es que toda la ciudad está llena de referencias al famoso cuento: aparece en los nombres de los comercios, hoteles y restaurantes, en los paneles informativos para los turistas, etc. El Flautista de Hamelín es la excusa perfecta para descubrir esta bella ciudad, con o sin niños.

    Fotos vía: Deutsche Welle

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 septiembre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario