• Sin categoría

    Torres del Paine, antes y después del desastre

    Ha sido uno de los mayores desastres ecológicos en la historia de Chile: el terrible incendio que ha sucedido en el Parque Nacional de Torres del Paine, el más bello de Patagonia. Casi 13.000 hectáreas de bosques y estepas devastados por el fuego. Mostramos aquí algunas imágenes de antes de la catástrofe y de la feroz lucha que todavía estos días se libra contra las llamas.

    El Parque Nacional de Torres del Paine se ubica en la región más meridional del país, en la gélida Patagonia chilena, a unos 300 kilómetros de la ciudad de Punta Arenas. Más de 240.000 hectáreas de bosques, montañas, valles, ríos, lagos y glaciares que esconden valiosos tesoros naturales y atrae cada año a 150.000 visitantes.

    La imagen más famosa de este lugar son los llamados Cuernos del Paine, las montañas gemelas que se levantan a más de 2.000 metros de altitud con una verticalidad asombrosa, como se aprecia en algunas de las siguientes imágenes, todas ellas anteriores al incendio declarado en pasado diciembre.

    Imprudencias de consecuencias nefastas.

    Y es que desgraciadamente la historia de este parque desde su fundación en 1959 está marcada por trágicos y monstruosos incendios, todos y cada uno de ellos provocados por imprudencias de turistas.

    El primero de ellos es el que se produjo en 1985 por culpa de un visitante japonés que dejó mal apagada la colilla de un cigarrillo y se saldó con nada menos que 14.000 hectáreas consumidas por el fuego. En 2005 sería un checo el causante del desastre. Su pequeña cocina de campaña volcó y desató un incendio que arrasó 11.000 hectáreas del parque. Por suerte, el gobierno checo se comprometió a participar activamente en la reforestación de la zona dañada.

    Las llamas que estos días arden en el parque no han sido aun completamente extinguidas, por lo que se teme que, una vez se haya hecho balance de los daños, estaremos ante la peor catástrofe de la historia del parque. Las siguientes imágenes lo ilustran en toda su crudeza.

    Fotos via: emol.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 7 enero, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario