Viajes

Tomar café al estilo noruego

Noches blancas y café negro. Esta es la combinación que se disfruta en Noruega durante su largo verano en el que, en tierras del ártico, el sol no se llega a poner. Esta es la época del año ideal para disfrutar de la naturaleza en el bosque, en la montaña, en el fiordo… Y saborear el kokekaffe como hacen los noruegos: preparado sobre un fuego al aire libre.

Así se bebe el café en Noruega, calentado sobre una hoguera y algo más aguado y afrutado del que estamos acostumbrados en el sur de Europa. Tampoco se toma caliente, sino que se deja enfriar un poco para tomarlo tibio pues así es, según ellos, cómo mejor se aprecian los matices de su arma y su sabor.

La tradición marca que el café noruego sea servido en elegantes unas cafeteras de cerámica hechas a medida de la marca Wendelboe que se guardan en bandejas de madera, un diseño que recuerda un poco a los utensilios usados en la ceremonia japonesa del té. Las Wendelboe aseguran la protección de la calidad del producto, dicen.

Poca gente lo sabe pero Noruega es un país de bebedores de café, con un consumo anual de 7,2 kg por persona (solo sus vecinos finlandeses les superan en adicción cafetera), y eso teniendo en cuenta que el café no llegó a popularizarse en Escandinavia hasta mediados del siglo XIX.

Hoy el café es el protagonista en toda celebración de la hospitalidad nórdica. Y en verano, el kokekaffee es sinónimo de la buena vida al estilo noruego: una hoguera al aire libre, buena compañía y el placer de disfrutar de la naturaleza. Mejor dejamos el Akvavit para después de cenar.

Fotos vía: CNN

 

Escrito por Daniel Terrasa el 29 junio, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario