• Viajes

    Tesoros del interior de la República Dominicana

    Es cierto: algunas de las playas más bellas del Caribe están en la República Dominicana. Sin embargo, en este país hay mucho que ver en el caso de que nos olvidemos de meter la toalla en la maleta. En ese caso, hay que dar la espalda al mar y mirar al interior, para disfrutar de sus maravillas.

    Santiago de los Caballeros, por ejemplo, no suele aparecer en los catálogos de las agencias de viajes, pero no por ello carece de interés. Se ubica en la llanura más fértil de la isla, el Cibao, y es la segunda ciudad más grande del país. Al menos dos cosas nos deberían motivar a hacer una parada aquí: sus fábricas de cigarros puros, similares a las cubanas, y Centro León, un interesante museo dedicado a la historia de los Tainos, los indígenas que habitaban la isla cuando llegaron los españoles.

    Pero para comprobar que La Española es una tierra con muchas y variadas facetas, lo más aconsejable es dirigirse a la Cordillera Central, transitando por una carretera llena de bosques y niebla. La estación de Constanza, a 1.200 metros de altitud, tiene más el aspecto de un paisaje centroeuropeo que tropical. En la misma ruta nos encontramos con Jarabacoa, popular punto de partida para las expediciones de senderismo y deportes de aventura.

    Todo bajo la presencia del gigantesco Pico Duarte, el más alto del Caribe, con 3.098 metros de altitud. En sus inmediaciones abundan las cascadas,como el famoso y espectacular Salto de Aguas Blancas.

    La misma fórmula de bosques y agua reina en el Parque Natural de los Haitises, una inmensa joya del ecoturismo, o en Damajagua, cerca de Puerto Plata. Son sólo algunas de las maravillas dominicanas escondidas tierra adentro.

    Fotos vía: Routard

    Escrito por Daniel Terrasa el 13 abril, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario