• Sin categoría

    Teruel, la ciudad de los amantes

    59878-620-282

    Si hay una leyenda que ha hecho famosa a la ciudad de Teruel, esa es sin duda la historia de los Amantes de Teruel, un mito que se remonta a la época medieval pero que pervivió y tomó forma  en la literatura romántica del siglo XIX. Te invitamos a conocer su historia, una buena excusa para viajar a esta magnífica ciudad aragonesa.

    Nos vamos al siglo XIII, cuando Teruel era una plaza fronteriza bajo la constante amenaza de los reinos musulamenes de taifas. Tras sus murallas vivieron su apasionada historia de amor Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel de Segura, protagonistas de uno de esos amores imposibles como el de Romeo y Julieta.

    Una triste historia de amor

    Manos amantes TeruelEl problema es que no corría ni una gota de sangre noble por las venas del joven Marcilla, así que el único modo de optar a la mano de su amada era hacer fortuna. Su futuro suegro le concedió un plazo de 5 años para conseguir esta meta, pero no jugó limpio ya que durante su ausencia casó a su hija con un rico noble aragonés.

    Cuando Marcilla regresó a la ciudad cargado de un rico botín de guerra conseguido a costa de los moros, trató de besar a su amada, que se negó, ya que era una mujer casada. La negativa resultó fatal, porque Juan Diego cayó fulminado al suelo, “muerto de pena”. En el posterior funeral, Isabel de Segura se acercó al cuerpo de su amado para darle el beso que le había negado, después de lo cual también cayó muerta ante las miradas atónitas de los presentes.

    Las magníficas esculturas de Juan de Ávalos de los amantes se exhiben con las manos entrelazadas en un mausoleo adosado a la iglesia de San Pedro, recibiendo cada año a decenas de miles de visitantes. Nadie pasa por Teruel sin rendir homenaje a estos desdichados amantes.

    Fotos vía: turismo.teruel.es

    Escrito por Daniel Terrasa el 20 septiembre, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario