• Viajes

    Tahití: al encuentro de las ballenas

    Viajamos a los mares del Sur, a Tahití, la perla de la Polinesia Francesa, donde justo ahora se inicia la temporada de observación de ballenas y otros grandes cetáceos, que se encuentran en estas 118 islas y atolones antes de iniciar su largo viaje hacia las costas heladas de la Antártida.

    Gracias a su aislamiento, Tahití y su archipiélago poseen todavía un entorno natural casi virgen, único y fascinante, ideal para sumergirse en un mundo que permanece aún ligado a las tradiciones antiguas y al respeto hacia la naturaleza.

    Desde finales de agosto hasta noviembre, los cetáceos acuden aquí para dar a luz a sus crías y alimentarse. Es fácil ver sus juegos y sus movimientos cerca de la superficie desde los acantilados de las islas o a bordo de los barcos que ofrecen excursiones organizadas por pequeños operadores turísticos locales. Los más aventureros pueden también experimentar la emoción de sumergirse en el agua para ver de cerca a las grandes ballenas y escuchar sus misteriosos sonidos.

    Estas aguas han sido declaradas santuario de mamíferos marinos desde que en 1986 se prohibiera la terrible caza de la ballena, que todavía se practica en otros mares.


    Además de la oportunidad de observar de cerca a las ballenas, Tahití y las islas cercanas  fascinan a los visitantes con su exuberante vegetación y los antiguos rituales religiosos de la población nativa. La isla más difícil para visitar, y por lo tanto la mejor conservada y más auténtica, es Rapa Iti, accesible sólo después de un largo viaje en un buque de carga. Se trata de la parte superior de un antiguo volcán sumergido, habitado por cerca de 500 personas y salpicado de viejas y evocadoras ruinas.

    Otros destinos para la observación de ballenas y otros cetáceos:

    Fotos vía: GEO

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 agosto, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario