• Sin categoría

    Strombolicchio, el guardián del volcán

    Ya hemos hablado aquí en otras ocasiones de la espectacular isla italiana de Stromboli con su colosal y peligrosamente activo volcán. Sin embargo, habíamos ignorado a su hermano pequeño, el islote de Strombolicchio, que se levanta a 1,5 km al noreste de la isla principal con su faro vigilante.

    Con el aspecto de un orgulloso castillo, vertical e inaccesible, en mitad del mar Tirreno, Strombolicchio es en realidad una enorme pila de basalto que una vez formó parte de la gigantesca base del volcán hace 200.000 años. visto desde el cielo, tanto la de Stromboli como el islote de Strombolicchio forman parte del arco que forman las Islas Eolias.

    Según las tradiciones locales, este islote no es sino el tapón del volcán que salió despedido y fue a parar allí después de una violenta erupción en otros tiempos. Aunque la explicación geológica y científica difiera bastante de esta creencia popular, cuando nos acercamos en barco a sus impresionantes paredes de casi 50 metros de altura podemos entender que se tejieran este tipo de leyendas en torno a Strombolicchio.

    Con una longitud de 200 metros, en uno de los extremos de Strombolicchio en el año 1905 se instaló una base sobre la cual se construyó un pequeño faro. Los que visitan el islote con una excursión desde la isla grande no dudan en subir la precaria escalera de piedra hasta este viejo guardián, aunque las autoridades advierten con numerosos carteles que puede ser peligroso debido a los fuertes vientos que soplan allí.

    Fotos vía: italyheaven.co.uk

    Escrito por Daniel Terrasa el 22 octubre, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario