• Viajes

    Sólo en Japón: año nuevo con agua helada

    Hay quien empieza el año nuevo con resaca. En el santuario de Kanda Myojin, en Tokio, prefieren hacerlo con sensaciones fuertes que ponen a prueba el cuerpo y el espíritu. Los baños de hielo son una ceremonia muy antigua y muy popular en Japón, aunque reservada sólo a los más valientes.

    Cada mes de enero, entre los días 9 y 10, los bañistas se despojan de sus ropas para someterse a este ritual que, aseguran, purifica el alma y atrae a la buena suerte. Después, todos elevan sus plegarias para pedir salud y fortuna en el año que empieza, justo antes de sumergirse uno a uno en una piscina llena de agua a muy baja temperatura en la que flotan fragmentos de hielo. Hay más espectadores que participantes, y algunos periodistas. El espectáculo vale la pena.

    En otro santuario sintoísta de la capital nipona, el de Teppozu Inari, se repiten escenas similares, incluso con más gente.

    Cerca de un centenar de temerarios, hombres y mujeres de todas las edades, se sumergen en el agua helada entre muecas de dolor y gritos contenidos. Una tortura a la que sin embargo se someten voluntariamente y completamente convencidos.

    Tras el agradable baño, se repite la escena de las oraciones fuera de la piscina. Todos tiritan de frío pero nadie abandona, aguantando hasta la última palabra y el último acto de la ceremonia. Finalmente saludan con respeto hacia el templo y se despiden hasta el año siguiente.

    Fotos vía: Nippon News

    Escrito por Daniel Terrasa el 2 enero, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario