• Sin categoría

    Snake Alley, la calle más retorcida del mundo

    snake-alley-0[6]

    Nunca una calle fue bautizada con más acierto. Se llama Snake Alley, “el callejón de la serpiente”, y no porque en sus alrededores habiten estos reptiles. Basta echar una mirada a las fotos que acompañan esta entrada para comprenderlo.  La encontramos en la localidad de Burlington, Iowa (Estados Unidos). Solo la famosa Lombard Street de San Francisco compite con ella por el título de “calle más retorcida del mundo”.

    En cifras, esta peculiar y sinuosa calle salva un desnivel del 21% a lo largo de 275 metros: cinco curvas completas y dos medias curvas. Fue la curiosa solución que buscaron los colonos alemanes que fundaron la ciudad en el año 1894, un diseño experimental para superar las limitaciones físicas y la abrupta elevación de Heritage Hill.

    snake-alley-4[7]

    Esta tortuosa calle fue la fórmula elegida para conectar el distrito de negocios del centro con la zona comercial de North Sixth Street. Al parecer los colonos, procedentes de la región vinícola de Alsacia (históricamente disputada entre franceses y alemanes), se inspiraron en las rutas que los campesinos abrían entre los viñedos.

    Snake Alley está pavimentada con ladrillos de piedra caliza que fueron colocados en un ángulo idóneo para permitir a los carros de caballos descender por ella sin acabar cayendo por sus curvados límites. Pronto se demostró que estos carros solo podían, aunque con dificultad, descender por la calle, pero no subir por ella. Por eso sigue siendo, aun hoy, una calle de sentido único.

    snake-alley-3[2]

    Solo una vez al año se convierte en una calle de subida: cuando tiene lugar una simpática prueba ciclista conocida como Snake Alley Criterium. El trayecto es corto pero tan exigente como el mismísimo Tourmalet.

    Fotos vía: snakealley criterium.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 15 marzo, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario