• Viajes

    Skerries Mills, los viejos molinos de Irlanda

    Aunque los molinos más famosos del mundo están en Holanda, también la isla esmeralda cuenta con magníficos ejemplos de estas construcciones. El mejor sitio para comprobarlo: Skerries, un pequeño pueblo situado a apenas a 30 kilómetros al norte de Dublín.

    Un conjunto de tres molinos, dos de viento y uno de agua, nos transporta a los tiempos en los que en la vieja Irlanda aún se vivía al modo tradicional. Los tres molinos (conocidos como Skerries Mills) fueron construidos en el siglo XVI por monjes agustinos y han funcionado hasta fechas relativamente recientes. En los años 80 aún se vendía su harina para elaborar el pan que se vendía en el pueblo.

    Después de su clausura, el Condado de Fingal financió el proyecto de restauración de los tres molinos, hoy convertidos en una destacada atracción turística, una bonita excursión de un día desde la capital irlandesa.

    En Skerries Mills, además de viajar en el tiempo y aprender mucho sobre las tradiciones del país (algunos días hay visitas guidas en español), podemos disfrutar de unas grandiosas vistas de la costa y Red Island desde la terraza del Watermill Café y comprar nuestros souvenirs en la tienda de recuerdos, incluido el famoso pan horneado con la harina de los molinos. Un sabor único y especial.

    ¿Cómo llegar a Skerries Mills? Desde la estación central de Dublín en O’Connell Street, el autobús número 33N nos lleva en menos de una hora en el pueblo. Desde la parada de Church la atracción queda a solo unos minutos a pie.

    Fotos vía: Visit Dublin

    Escrito por Daniel Terrasa el 7 noviembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario