• Viajes

    Siq, la espectacular garganta que conduce a la cuidad de Petra

    La antigua ciudad de Petra, situada en el corazón del desierto al sur de Jordania, tenía diferentes accesos en el pasado, pero sólo una de ellas se ha hecho mundialmente famosa, y todo gracias a la película “En busca del Arca perdida”. Esa vía es un estrecho desfiladero llamado el Siq, que desemboca de manera espectacular justo en frente de las magníficas ruinas de esta ciudad.

    En rigor, el Siq no es realmente una garganta ya que no se formó por la erosión del agua, sino por fuerzas tectónicas que literalmente partieron en dos la montaña de piedra arenisca, creando un profundo y estrecho sendero. En sus días de gloria, en la entrada al Siq había un arco monumental, pero se derrumbó en 1896 después de un terremoto.

    El camino a través del Siq serpentea a lo largo de 1,2 kilómetros entre acantilados rojos que se levantan a 150 metros de altura. La anchura media del sendero es de 3 metros y en algunos puntos se ensancha lo suficiente como para permitir que la luz del sol llegue a tocar el suelo; en cambio, en otros tramos se estrecha tanto que uno puede tocar las dos paredes simplemente con extender los brazos.

    Este excitante paseo está salpicado de restos arqueológicos de los antiguos acueductos que en su día llevaron agua hasta el centro de Petra. También hay restos de lo que debieron ser estatuas grandes e impresionantes.

    Al final del camino, el Siq nos brinda un desenlace apoteósico: ante los ojos del viajero aparecen las ruinas de un edificio conocido como El Tesoro, construido originalmente como un mausoleo y cripta. Una leyenda dice que siglos atrás se guardaban aquí toda clase de riquezas. Los agujeros de bala que se ven en su grandiosa fachada revelan los infructuosos intentos de los beduinos de intentar quebrar la pared y acceder al mítico tesoro.

    Fotos vía: geographilysts.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 3 octubre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario