• Curiosidades

    Serrín caliente, la píldora japonesa de la eterna juventud

    serrin-caliente

    Que Japón es un país particular es tan cierto como que las mujeres de todo el mundo mantienen una lucha incansable contra la vejez con cremas, operaciones y todo tipo de rituales. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que las japonesas utilicen técnicas bizarras para sus tratamientos de belleza. ¿La última moda? Baños de serrín caliente. Hasta la vista, bótox…

    No se puede calcular la cantidad de cremas, tónicos, champús o polvos mágicos que utilizan las mujeres para mantenerse jóvenes. Es imposible. Nadie ha contado hasta tan lejos. En Japón, que son mucho más prácticos, han llegado a la conclusión de que todos esos productos se pueden sustituir por una técnica que (supuestamente) detiene el reloj de nuestra vida y aleja los cambios que se producen en nuestro cuerpo por culpa de la edad: baños de serrín caliente.

    El serrín es el último grito en los tratamientos de belleza del país del Sol Naciente. Sesiones de 15 o 20 minutos semanales con serrín caliente de cedro y de ciprés. Dicen que no sólo mejora la circulación y limpia la piel, sino que también ayuda a combatir el dolor muscular. El serrín alcanza una temperatura cercana a los 40 grados centígrados, de forma que cuando acabas la sesión tienes la sensación de haber hecho un ejercicio físico muy intenso. Aparte de los beneficios mencionados, bañarse en serrín activa nuestros órganos internos, optimiza nuestro metabolismo y aumenta nuestras defensas. Además, como te hace sudar, ayuda a limpiar los poros y la grasa de la piel. Por eso se utiliza como tratamiento para curar el acné, la anemia, la hipertensión o la artritis. Lo más curioso del tratamiento, en cualquier caso, es que el serrín no se calienta de forma artificial, sino añadiendo a la madera deshecha encimas de la fruta y las flores.

    Aunque la técnica se ha popularizado en los últimos años, en realidad se inventó hace siete décadas en Hokkaido, la segunda isla más grande del país. Por ahora, este tratamiento de belleza sólo se puede llevar a cabo en Japón, pero no descartamos que esté disponible en el salón de belleza de la esquina más pronto que tarde. La lucha contra la vejez es un negocio muy rentable.

    Escrito por David Martinez el 7 marzo, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario