• Viajes

    Sarpi, un puesto fronterizo de fantasía entre Georgia y Turquía

    geo2

    Generalmente, los edificios que se levantan en los puestos de control en las fronteras terrestres de todo el mundo no destacan por su belleza y su imaginación. La excepción la encontramos en Sarpi, una localidad entre Georgia y Turquía que sorprende a los viajeros con un edificio asombroso con líneas onduladas y colores llamativos. Un poco de fantasía para hacer más llevaderos los trámites aduaneros y burocracia.

    Puede que en Georgia se tomaran en serio eso de que una frontera con frecuencia ofrece a los visitantes la primera impresión de un país. Arquitectos y diseñadores de todo el mundo se dedican a convertir las fronteras aéreas y marítimas en escaparates de progreso y modernidad, olvidando las grises fronteras terrestres.

    geoPero en Sarpi las autoridades georgianas encargaron el proyecto al arquitecto alemán Jürgen Mayer-Hermann, conocido en España por ser también el responsable del Metropol Parasol de Sevilla. Fue inaugurado en 2011.

    Hoy, a quienes viajen por tierra entre ambos países a lo largo de la línea costera del Mar Negro, se les sellará el pasaporte en el interior de una sorprendente estructura, brillante y futurista, el símbolo de un país que quiere anunciar al mundo su intención de subirse al carro del progreso. De hecho en otros puntos del país han proliferado en los últimos años toda clase de edificios a cual más audaz.

    La planta noble del edificio alberga una cafetería, varios salones y una sala de conferencias, mientras que la torre ondulada se utiliza como una plataforma de observación. El interior del edificio es amplio y luminoso. El control fronterizo Sarpi es el antídoto perfecto para los habituales edificios de punto de control, a menudo deprimentes, que se encuentran en cualquier lugar de la Tierra.

    Fotos vía: dezeen.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 4 enero, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario