Viajes

Sarisariñama, la selva de los agujeros verdes

48

La impenetrable jungla amazónica venezolana sigue estando llena de misterios y sorpresas. Un territorio por descubrir. Y si allí el terreno se eleva formando curiosas montañas aplanadas (ver Los impresionantes tepuyes de Venezuela) también se hunde dando lugar a profundas simas: los agujeros verdes de Sarisariñama que salpican esta inmensa selva.

Sólo pueden verse sobrevolando el verde infinito de estas tierras: se trata de colosales depresiones circulares que pueden alcanzar un diámetro de 350 metros y una profundidad similar y que serían el resultado de milenios de erosión de los ríos subterráneos que horadan la roca caliza donde crece esta selva.

Debido a su inaccesibilidad, al sur del estado de Bolívar, muy lejos de cualquier núcleo de población o vía de comunicación terrestre, estos agujeros siguen siendo un cofre lleno de sorpresas para la ciencia. Las escasas exploraciones que se han desarrollado aquí confirman que cada una de las simas de Sarisariñama albergan un ecosistema único, con especies animales y vegetales que no se encuentren en ninguna otra parte del mundo.

El turismo sigue siendo imposible aquí aunque muchos viajeros contratan excursiones aéreas en avioneta o helicóptero para disfrutar de este prodigio natural desde el aire, que por cierto es la mejor manera de disfrutar de él.

Llegar a los agujeros verdes por tierra es otra cosa. Una misión casi imposible, y no solo por las dificultades del terreno, sino también porque para acceder a la región es necesario que tramitar una serie de permisos especiales exclusivos que solo suelen concederse a ciertos equipos de investigadores y naturalistas.

Fotos vía: amazonair.com

Escrito por Daniel Terrasa el 21 enero, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario