Viajes

Rösti, la delicia suiza de patatas

rösti

Aunque la gastronomía de Suiza es conocida sobre todo por el queso y el chocolate, es la humilde patata la que adquiere el protagonismo cuando se trata de elaborar el plato nacional: el Rösti. Esta curiosa torta ha sido durante siglos el potente desayuno para los campesinos  de lso cantones alemanes y en la actualidad se prepara en todos los hogares del país.

Hace tiempo que las ciudades de Berna y Zürich dejaron de disputarse la autoría del invento. Y es que las costumbres han cambiado con el paso del tiempo y hoy el Rösti se sirve como acompañamiento de platos de carne y verdura, no como desayuno. También se ha “traicionado” la receta original, que exige freír las patatas en manteca, y cada vez más se usa el aceite de oliva.

La frontera invisible del Röstigraben

En el plato el Rösti recuerda un poco a nuestra tortilla de patatas pero el sabor es muy distinto. Para prepararlo hay que rallar patatas y cebollas (las patatas pueden ser crudas o cocidas, dependiendo de la zona del país), después se les añade sal y eneldo y se mezcla todo hasta que forme una torta del tamaño de una hamburguesa. El siguiente paso es la sartén donde se doran los Rösti para meterlos a continuación en el horno un cuarto de hora.

Pero mejor que prepararlo en casa es probarlo en su ambiente ideal durante tu viaje a Suiza. Allí lo vamos a encontrar en todos los restaurantes e incluso en puestos callejeros, sobre todo durante la época de Adviento, aunque solo en la Suiza alemana.

De hecho hay una frontera invisible dentro del país helvético llamada Röstigraben, que coincide más o menos con la de loso límites lingüísticos y culturales del país. En general, la gastronomía de la Romandie o Suiza francófona está más influenciada por Francia, mientras que los Rösti son un plato de inconfundible corte germánico: simple, contundente y, si se trata de matar el hambre, sumamente eficaz. 

 

Escrito por Daniel Terrasa el 30 octubre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario