• Viajes

    Rocas de Hawaii, el souvenir maldito

    En algunos destinos, especialmente islas, en ocasiones los viajeros se llevan a casa de recuerdo una piedra volcánica recogida del suelo, o un bote con arena de la playa donde pasó sus vacaciones. Hawaii no es una excepción, sólo que allí quien haga esto se arriesga a que recaiga sobre él la maldición, algo más temible sin duda que una simple sanción económica.

    Al parecer, la oficina de correos de Hilo, en Hawai, recibe un flujo constante de paquetes que contienen toda clase de minerales originarios del archipiélago que, por su naturaleza volcánica, está lleno de hermosas piedras de formas y colores variados. Se trata en realidad de “devoluciones” de viajeros arrepentidos, que a veces acompañan sus envíos de enigmáticas notas de disculpa. Por ejemplo: “Dile a Pelé que lo siento”.

    La maldición de Pelé

    Pelé es la diosa hawaiana del fuego (nada que ver con el famoso futbolista brasileño), que castiga sin piedad a los ladrones de piedras. Aunque en Hawaii llevarse piedras de enclaves naturales protegidos es ilegal, es curioso comprobar cómo la amenaza de la maldición es más fuerte que la de la sanción económica.

    Sí, se trata de una simple superstición, como la del gato negro o el espejo roto, pero que ejerce una poderosa influencia sobre muchos viajeros que, por si acaso, prefieren no despertar la ira de la diosa. Es llamativo también que ese arrepentimiento llegue cuando ya han abandonado la isla.

    Incluso se ha llegado a abrir una página web (Pele’s Curse) dedicada exclusivamente a la devolución de las rocas hawaianas. El sitio ofrece una dirección postal a la que enviar las rocas de vuelta y cuenta los terribles relatos de las desgracias que acaecen a quienes no lo hacen: pierden sus empleos, caen enfermos, sus matrimonios se rompen, pierden sus trabajos… Así que los turistas de dedos largos están advertidos.

    Fotos vía: Huffington Post

    Escrito por Daniel Terrasa el 25 octubre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario