• Viajes

    Preikestolen, un púlpito sobre los fiordos

    alone_on_preikestolen

    Una colosal roca que parece un púlpito gigantesco asomado al fiordo de Lyse en Noruega. Este impresionante lugar se llama Preikestolen, la “roca del predicador”, elevado 600 metros sobre el agua. Probablemente el mirador más espectacular de los fiordos noruegos y, para añadir una nota siniestra a la visita, diremos que también es el preferido de los suicidas.

    No apto para quienes odian las alturas, Preikestolen es un voladizo de unos 25 metros cuadrados al que se puede acceder a pie, eso sí, después de una fatigosa subida de casi dos horas. Hay que estar preparado para ello pero una vez arriba la recompensa es enorme, en especial si tenemos la suerte de visitar este lugar un día luminoso y despejado.

    PreikestolenSu inaccesibilidad no garantiza ni mucho menos que, una vez arriba, vayamos a encontrarnos en un lugar solitario. Y es que la popularidad de Preikestolen es tan grande que en los meses de verano suele estar siempre lleno de visitantes.

    La excursión arranca en la ciudad de Stavanger. Desde allí sale un ferry hasta el puerto de Oanes que deja a los viajeros a los pies de la roca, donde empieza el sendero y donde hay una zona de servicios, con aseos públicos y una tienda de recuerdos.

    Dice la leyenda que Preikestolen se derrumbará y caerá al fiordo el día en que se casen cinco hermanos noruegos con cinco hermanas. Los geólogos saben que esto sucederá algún día (lo de la caída, no lo de la boda múltiple), ya que la roca cede lentamente año tras año, pero aun faltan algunos siglos para que se produzca el derrumbe.

    Por desgracia, como apuntábamos al inicio del post, se trata también de un lugar tristemente famoso por la cantidad de suicidios que se producen allí cada año. Sin duda, un lugar muy bello para morir.

    Fotod vía: pbase.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 8 junio, 2013 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Trolltunga, la lengua del troll en Noruega | 22 de enero de 2014 | 12:41 pm

    […] ha sido insuficiente, a pocos kilómetros al sur hay otro balcón maravilloso y peligroso (ver Preikestolen, un púlpito sobre los fiordos), donde por desgracia sí se han registrado accidentes […]

    Déjanos tu comentario