Viajes

Patinando en el canal de Rideau en Ottawa

Casi todas las ciudades del mundo andan ya desmantelando sus pistas de hielo instaladas junto a los mercados navideños. En Ottawa, la capital de Canadá, no pueden hacerlo, porque la pista sigue ahí hasta que llegue la primavera. Esa gran pista natural es el cauce congelado del Canal Rideau, que duante todo el invierno atrae a una gran multitud de patinadores.

Este cana, que parte la ciudad en dos, fue construido en 1832 como medida defensiva ante una hipotética invasión estadounidense, que por aquel entonces era más que probable. Hoy, el Canal Rideau se utiliza principalmente para la navegación de recreo y, cuando llega el frío polar, como una pista de patinaje de casi 8 kilómetros de longitud.

El canal es además el escenario del popular Festival Winterlude. En ambas orillas se instalan numerosos puestos donde se sirve sopa, chocolate caliente y toda clase de comidas y bebidas callejeras, incluidos los famosos Beavertails (“colas de castor”) de canela y azúcar, típicos de Ottawa.

Eso sí el canal solo se abre a los patinadores cuando se ha certificado completamente su seguridad, lo cual suele suceder a principios del mes de enero, y puede permanecer abierto al público hasta bien entrado el mes de marzo.

Sin embargo, el Canal Rideau ha sido utilizado como improvisada superficie de patinaje  por los residentes de Ottawa durante muchos años antes de convertirse en una pista de patinaje oficial y atracción turística en el año 1971.

En la actualidad la pista de patinaje tiene un promedio de un millón de visitantes al año, y está considerada la mayor pista de hielo natural y a la vez la mayor pista de patinaje en el mundo.

Fotos vía: Huffington Post

Escrito por Daniel Terrasa el 8 enero, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario