• Reportajes, Viajes

    Paseo en Góndola por los canales de Venecia

    La góndola balanceándose sobre las aguas de los canales es sin duda la estampa más clásica y famosa de Venecia. Sí, es cierto que sus precios son caros, casi abusivos, una “trampa para turistas” pero claro… ¿Cómo vamos a irnos de la ciudad de los canales sin darnos, aunque solo sea una vez, un romántico paseo en alguna de estas embarcaciones?

    Hasta épocas recientes de la historia de la ciudad, la góndola era el principal medio de transporte de Venecia. En las épocas de mayor esplendor centenares de ellas pululaban en sus canales, si bien su aspecto era bastante diferente al actual, si tomamos como referencia las góndolas que aparecen en las pinturas de Canaletto y otros artistas.

    Lo que sí se ha mantenido es la figura del gondolero, rigurosamente vestido con la camiseta de rayas horizontales y el sombrero con cintas, que con maestría guía la embarcación con un solo remo. Dicen que solo los que han nacido aquí son capaces de manejar una góndola,  tarea que a los ojos de un profano parece directamente imposible.

    Si paseas a lo largo del Gran Canal no tendrás dificultad en encontrar las góndolas esperando a que alguien se acerque para contratar un paseo. Es recomendable pactar el precio antes de subir, para evitar sorpresas, aunque ello no evitará pagar un precio terriblemente caro (en torno a 80 €) por un paseo que no suele durar más de 40 minutos.

    La parte positiva es que a bordo de la góndola llegaremos a rincones a los que de otro modo sería imposible llegar. Además, con suerte daremos con un gondolero afable que haga las veces de guía turístico dándonos todo tipo de explicaciones. El paseo puede convertirse en una experiencia única, siempre que estemos dispuestos a rascarnos el bolsillo: hay góndolas que incorporan un músico a bordo, otras en las que el gondolero entona a pleno pulmón viejas serenatas, e incluso paseos nocturnos que nos permiten disfrutar de la ciudad iluminada reflejada en los canales.

    Para las parejas de enamorados que eligen Venecia para su luna de miel o su escapada romántica, el paseo en góndola es casi obligatorio. Según una vieja leyenda veneciana, todas las parejas que se besen en la góndola en el momento en el que pasan por debajo del arco del Puente de los Suspiros quedarán unidos para siempre y vivirán un amor eterno.

    Fotos vía: flickr.com, panoramio.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 4 noviembre, 2011 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Reportajes, Viajes

    Déjanos tu comentario