• Viajes

    Paseando por el Ponte Vecchio de Florencia

    El Ponte Vecchio es uno de los iconos representativos de la ciudad de Florencia. Como su mismo nombre indica, este puente cubierto es viejo, y su imagen se refleja en las aguas del río Arno desde hace miles de años, cuando los romanos levantaron un precario puente de madera en este punto. Pero en nuestro viaje a la capital de la Toscana es imprescindible cruzarlo para empaparnos de todo su romanticismo.

    El actual “Puente Viejo” que hoy vemos fue levantado en el año 1345, lo cual hace de él el puente de piedra más antiguo de Europa. Sin embargo, su imagen entonces no era tan idílica como la de ahora ya que durante siglos sus casas colgantes estuvieron ocupadas por carniceros y matarifes que arrojaban los despojos de las piezas de carne y la sangre que sobraba al curso del río.

    El olor debía ser insoportable si tenemos en cuenta que en el siglo XVII Fernando I, entonces patriarca de los Médici que se había mudado al Palacio Pitti, cerca del puente, ordenó prohibir estas actividades comerciales y sustituirlas por otras más higiénicas. Es cuando los joyeros y orfebres, que aun siguen ahí, ocuparon las antiguas carnicerías.

    Pero el Ponte Vecchio tiene también su lado romántico porque, como sucede con otros puentes antiguos en otras ciudades del mundo, de sus barandillas cuelgan cientos de candados que simbolizan el amor de numerosas parejas. Si vas a Florencia y solo ves unos cuantos no es porque el rito se haya pasado de moda, lo que sucede es que las autoridades los retiran cada cierto tiempo para evitar que su peso llegue a afectar a la estructura del puente.

    Pasear por el Ponte Vecchio y fotografiarlo cuando cae la tarde, cuando luce con más elegancia, son ritos imprescindibles en cualquier viaje romántico a Florencia que se precie.

    Foto via: flickr.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 16 marzo, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario