• Viajes

    Pas de Trucadors en Formentera

    platja-illetes-formentera

    Los que conocen la isla de Formentera saben de sobra que sus playas de arena blanca y fina y sus cálidas aguas color turquesa, poco o nada tienen que envidiar a las del Caribe. El lugar más espectacular para comprobarlo es la Playa de Ses Illetes y el Pas de Trucadors. Nunca te habrás bañado en un lugar como éste.

    Desde el aire, el Pas de Trucadors aparece dibujado ante nuestros ojos como una larga lengua de arena blanca que se interna en el mar, apuntando hacia Ibiza. Esta franja de tierra paradisíaca y virginal se hace cada vez más fina hasta su extremo final.

    illetes_imagenAllí termina la playa pero no las sensaciones. Un brazo de mar de apenas 50 metros separa la playa de la isla de s’ Espalmador, un pedazo de tierra emergida que alberga un curioso sistema dunar en cuyo centro se encuentra una laguna de lodo gris. 
    .
    A pesar de la prohibición (ya que a menudo se producen fuertes corrientes en este punto), casi todos los turistas se lanzan a la aventura de cruzar el mar a nado, a veces incluso caminando, dado que la profundidad del agua es escasa, para llegar a s’Espalmador y untar sus cuerpos del barro presuntamente curativo del islote.
     .
    Es un ritual con el que todos los turistas en Formentera cumplen sin excepción, una especie de tratamiento de belleza y salud en el spa más natural del Mediterráneo. De vuelta a la playa, durante el breve baño del camino de vuelta, el lodo se deshace dejando la piel suave y, dicen en la isla, rejuvenecida. En todo caso, una experiencia curiosa y gratificante.
    .
    Escrito por Daniel Terrasa el 16 marzo, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario