Viajes

Parque de Tempelhof: la nueva vida del aeropuerto que salvó a Berlín

El aeropuerto de Tempelhof en Berlín fue una vez el más grande y más importante de Alemania. El complejo de edificios fue diseñado para parecerse a un águila en vuelo cuyas alas eran dos hangares de 1,5 km de largo. También fue el aeropuerto que salvó a Berlín Occidental del bloqueo soviético. Cerrado desde el año 2008 hoy es el parque urbano más grande de la ciudad.

Los terrenos en los que se construiría la pista de Tempelhof habían servido de escenario para los desfiles militares del ejército prusiano y para los primeros ensayos con globos aerostáticos a finales del siglo XIX. Aquí fue también donde los hermanos Wright pilotaron por primera vez un avión con motor de dirección.

Tempelhof empezó a funcionar de manera oficial como aeropuerto en 1923 aunque alcanzaría su época de esplendor bajo el III Reich. El régimen nazi levantó gradas con capacidad para 80.000 espectadores desde las cuales los espectadores podían disfrutar de los espectáculos aéreos de la Luftwaffe. Sobre su importancia durante los primeros años de la Guerra fría ya hablamos en nuestra anterior entrada Tempelhof, el aeropuerto que salvó a Berlín.

Tras el cierre del aeropuerto en 2008, la ciudad de Berlín recuperó este espacio abierto 386 hectáreas y uno de los edificios más grandes del mundo en un lugar central para uso público. Si viajas hoy a la capital alemana encontrarás allí un carril bici de seis kilómetros, una gran pista patinaje y una gigantesca zona de picnic libre para todos los visitantes.

Una de las actividades más populares en Tempelhof todavía se relaciona con el vuelo, solo que de otra manera: ya no hay grandes aviones ni zeppelines, aunque sí vuelan aquí miles de cometas cuando el tiempo lo permite.

Fotos vía: FAZ

Escrito por Daniel Terrasa el 2 junio, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario