• Sin categoría

    País Vasco francés: qué ver

    Son muchos los viajeros españoles que conocen el País Vasco y todas sus maravillas: las ciudades y las aldeas, las montañas y las playas, las tradiciones y la gastronomía… Sin embargo, muchos desconocen aún que más allá dela frontera este festival para los sentidos continúa. Hoy descubrimos Iparralde, el País Vasco francés.

    Si cruzamos la frontera por la carretera de la costa, entre Irún y Hendaya, nos encontramos con un tramo litoral de unos 50 km que se prolonga hasta Bayona y que supone uno de los rincones de Europa favoritos para los amantes del surf.

    Dos son las joyas de la costa vasco-francesa que merecen ser destacadas: en primer lugar la localidad marinera de San Juan de Luz, un destino lleno de encanto llena de cafés y comercios tradicionales que invita al paseo. Por otra parte está  la señorial y elegante Biarritz, que sigue conservando intacta su atmósfera aristocrática. Aquí es imprescindible perderse en sus jardines, recorrer su hermoso paseo marítimo hasta el Vieux Port, coronado por un magnífico acuario atlántico,  y, por qué no, visitar su emblemático casino y el Hotel du Palais.

    En el interior de la región nos esperan algunas agradables sorpresas. El paisaje es tan verde como el quehay añ otro lado de los Pirineos, pero mucho más rural, con menos ciudades y más aldeas, y un sinfín de caminos que descubrir. Cerca de las montañas por ejemplo están los preciosos pueblos de Ainhoa, Itxassou o Espelette, dominado por el color rojo de los pimientos al sol.

    Por último hay que destacar algunas excursiones y experiencias interesantes como subirse al Tren de La Rhune o adentrarse en el mundo prehistórico de las cuevas de Sare. SI viajas con niños, no te lo puedes perder.

    Fotos vía: Via Michelin

    Escrito por Daniel Terrasa el 15 octubre, 2017 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario