• Viajes

    Oymyakon, la ciudad más fría del planeta

    frio1-550x412

    Si alguna vez te quejas de lo frío que es el invierno en tu ciudad, tal vez deberías viajar un año a la ciudad de Oymyakon, en las profundidades de Siberia para saber la suerte que tienes. Con temperaturas que alcanzan y superan los -50ºC, esta ciudad no es sólo la población más fría de Rusia, sino de todo el planeta.

    Situada unos 100 km más allá del Círculo Polar Ártico, en Oymyakon se registró en 1924 una temperatura récord que nos deja helados (nunca mejor dicho) solo con leerla: nada menos que -71,2 ºC. Ante esto, es inevitable preguntarse cómo hacen sus habitantes para sobrevivir en un entorno así.

    POLEofCOLD-086

    La realidad es que los cerca de 500 valientes que viven en Oymyakon sufren un doble castigo: el del frío y el del aislamiento, ya que se encuentran en una de las regiones más remotas e inaccesibles de Siberia. Todo esto hace que el pueblo sea a la fuerza un lugar sencillo, espartano, con muy pocas comodidades.

    El permafrost, es decir, cuando la tierra queda permanentemente congelada a causa de las bajas temperaturas, hace que toda la vida sea complicada hasta límites insospechados. Por supuesto, es imposible cultivar nada, pero incluso cavar una tumba es una operación que requiere horas, con la ayuda del fuego.

    Lógicamente este es un lugar inhóspito y aburrido, sometido a la cruel dictadura del frío. Sin embargo, cuenta con un flujo turístico notable, un público variopinto que cada verano viaja hasta Oymyakon para disfrutar con la caza de renos, la pesca en el hielo y las saunas que ofrecen un interesante contraste en estas gélidas latitudes.

    Fotos vía: turisbot.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 5 enero, 2013 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Myrna, el monstruoso agujero de Siberia | 23 de julio de 2013 | 12:44 pm

    [...] Y es que en estas tierras el ya de por sí agotador trabajo minero ve multiplicada su dificultad:  el invierno siberiano dura siete meses durante los cuales el permafrost congela el suelo; después, el deshielo da como resultado que todo se llene de barro. El frío es extremo: la maquinaria se congela, igual que el aceite de los motores y el agua de los refrigeradores. Es el infierno helado (ver Oymyakon, la ciudad más fría del planeta). [...]

    Déjanos tu comentario