• Noticias, Viajes

    Orvieto, capital italiana del helado

    gelato

    Es un hecho conocido: los mejores helados del mundo son los italianos. Pero como sucede con la gastronomía, cada región del país tiene sus especialidad. Para conocerlas y disfrutar de todas y cada una de ellas no hace falta viajar por todo el país, basta simplemente con visitar el Festival de Orvieto en mayo, cuando esta ciudad a medio camino entre el Lazio y la Toscana se convierte en la capital italiana del helado.

    Hay unas reglas básicas que debes saber: no se sirven helados en conos o cucuruchos, sólo en copas; cada helado cuesta sólo 1 €; y todo se organiza en torno a las tres grandes plazas del centro de la localidad: la Piazza Duomo, la Piazza del Popolo y la Piazza della Repubblica. Cada una de ellas dedicada a las regiones norte, centro y sur de Italia.

    main_511357_gelato¿Los helados? Una sinfonía de sabores de una variedad extraordinaria. he aquí algunos deliciosos ejemplos: persona puede Tome una respiración profunda e imaginar una heladería con estos gustos, uno por cada región: el de turrón de Abruzzo, el sorbete de aromas de madera de Calabria, el de higos con nueces de Friuli, el de avellana de Viterbo, el de anís de Sicilia, el de mirto de Cerdeña, la crema de piñones de la Toscana o el de tiramisú del Véneto.

    Italianos y extranjeros se dan cita cada primavera en Orvieto para disfrutar de todos ellos. Y es que Italia es el mayor exportador de helado del mundo, su prestigio va mucho más allá de sus fronteras. No en vano funcionan casi 40.000 heladerías repartidas por toda su geografía.

    También Orvieto ha abierto este año su museo dedicado al helado: el Palazzo dei Sette, donde se exponen esculturas de hielo y se  explica la antigua tradición heladera de los artesanos del Valle de Zoldo con sus máquinas centenarias que preparan gelati con hielo y sal.

    Fotos vía: repubblica.it

    Escrito por Daniel Terrasa el 3 mayo, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Noticias, Viajes

    Déjanos tu comentario