• Viajes

    Orange Rocks, el increíble paisaje de las rocas naranjas en Tasmania

    En el extremo sureste de Australia se encuentra la prodigiosa isla de Tasmania, un lugar lleno de paisajes fantásticos y una fauna asombrosa. Allí, a unos 30 kilómetros de distancia de Binalong, en un lugar conocido como Bay of Fires, las rocas se vuelven de color naranja.  

    El primer europeo que visitó estas tierras en el año 1773, el navegante y explorador británico Tobias Furneaux, divisó en la noche numerosas fogatas junto a la costa, señal inequívoca de que la isla estaba densamente poblada. Evidentemente bautizó ese lugar con el nombre de Bay of Fires (bahía de los fuegos).

    Cuando se hizo de día, desembarcó con prudencia, descubriendo un lugar de gran belleza, con playas de arena blanca, aguas cristalinas y grandes rocas graníticas teñidas de un extraño color naranja.

    No hay misterio: la tonalidad anaranjada se explica por la presencia de líquenes incrustados en las grandes moles rocosas. Junto a ellos, encontramos en Bay of Fires una gran diversidad de vida salvaje que resulta el mayor atractivo turístico de esta zona: aves, corales, mamíferos marinos… Todos ellos encuentran acomodo en este peculiar escenario de Orange Rocks.

    Para llegar hasta aquí desde Australia hay que volar a Hobart, capital de Tasmania, y desde allí conducir casi 80 kilómetros hacia el norte hasta el puerto de Binalong. Allí encontraremos una amplia oferta de excursiones programadas para navegar por la zona y poner el pie en las rocas naranjas de Bay of Fires.

    Fotos vía: Discover Tasmania

    Escrito por Daniel Terrasa el 7 octubre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario