Viajes

Noorderlicht, el barco-hotel atrapado en el hielo

Noorderlicht, el nombre holandés de la aurora boreal, es también el de una goleta de dos palos que pasea cada verano a los turistas por las heladas regiones del Ártico, en particular alrededor del archipiélago noruego de Svalbard y otros lugares remotos. Antes de que llege el gélido aliento del invierno busca refugio en Tempelfjorden, un fiordo de Spitsbergen, y se deja atrapar por el hielo conviertiéndose en un maravilloso hotel.

El SV Noorderlicht fue construido en la ciudad alemana de Flensburg en 1910 para ser, entre otras cosas, una estación meteorológica móvil. Durante la Segunda Guerra Mundial fue rebautizada como Flensburg y, tras ser equipada con un cañón antiaéreo, comenzó a servir en la Kriegsmarine. El barco sobrevivió a la guerra y finalmente fue retirado del servicio en 1963. No fue hasta 30 años más tarde que inició su nueva vida como un buque de crucero de aventura.

Noorderlicht opera cruceros dentro del archipiélago de Svalbard, las Islas Lofoten y algunos otros lugares del continente, siempre en la inmensidad desolada de las regiones polares. El barco cuenta con 10 camarotes que ofrecen alojamiento para hasta 20 pasajeros. Dos lanchas inflables están siempre a bordo para acercarse a observar de vida silvestre en lugares que serían inaccesibles de otro modo.

Acabada la temporada de cruceros, el barco pasa a ser un hotel anclado en Tempelfjorden y aprisionado por los hielos árticos a más o menos 60 kilómetros al noreste de Longyearbyen, lejos de la civilización. Para acceder al hotel en estas circunstancias es preciso afrontar un largo viaje previo en moto de nieve o em un trineo tirado por perros. Es parte del encanto. Durante su estancia en el barco, los huéspedes pueden salir de excursión  para ver pingüinos, focas, morsas, zorros árticos, aves e incluso osos polares.

Fotos vía: oceanwide-expeditions.com

Escrito por Daniel Terrasa el 17 junio, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario