• Curiosidades

    Nishinoshima, la isla que no para de crecer

    Nishinoshima es una isla volcánica al sureste de Tokio que hasta ahora todo el mundo había ignorado. Lentamente, sin que nadie se diera cuenta, el cráter de este discreto volcán submarino arrojaba cierta cantidad de humo y lava, siempre en pequeñas cantidades, dosis reducidas. Nada de qué preocuparse. Pero sin dejar de crecer.

    Pero en 1973 hubo un cambio que alertó a los japoneses. Los pescadores de la zona informaban de un intenso burbujeo en las aguas que rodeaban la isla, que cambiaron su color azul por un amarillo oscuro muy extraño. En cuestión de días emergieron nuevos islotes que fueron creciendo y acabaron unidos a Nishinoshima. Después de sólo unas semanas la isla había multiplicado por diez su extensión.

    Después de aquel “estirón” hubo casi cuarenta años de pausa, pero en 2013 la isla volvió a crecer. Además, otro volcán emergió cerca de Nishinoshima, expulsando lava y ceniza. Ambas islas, en su lento pero inexorable crecimiento, acabaron unidas, multiplicando esta vez por doce la superficie registrada en 1973.

    Sin suponer todavía un peligro, las autoridades de Japón observan con inquietud cómo este mismo año la isla ha vuelto a las andadas. ¿Dejará de crecer Nishinoshima algún día? ¿Cuál es su límite?

    Nota: Esta isla fue descubierta en 1702 por un barco español llamado Rosario, así que el primer nombre que recibió fue el de Isla de Rosario, que los japoneses cambiaron por el de Nishinoshima, o “isla del oeste”. En la época en la que los españoles estuvieron allí el tamaño de la isla era cien veces menor.

    Fotos vía: Getty Images

    Escrito por Daniel Terrasa el 16 marzo, 2018 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario