• Sin categoría

    Neist Point, el fin del mundo escocés

    lwsm_landscape-0002_1115

    Hay muchos lugares en la tierra que han recibido el nombre de Finis Terrae, el fin del mundo, a lo largo de la historia. En Escocia también,  en el extremo más occidental de la isla de Skye, encontramos un paraje solitario e impresionante, el de Neist Point. Esta lengua de tierra cubierta de verde hierba y batida sin descanso por el viento y las olas bien merece nuestra atención.

    Solo con acercarnos a la punta de este cabo nos damos cuenta de que Neist Point es uno de esos lugares que tienen una atmósfera especial, casi mágica. Desde aquí se disfruta de unas vistas impresionantes a ‘The Minch, el brazo de mar que separa la isla del archipiélago de las Hébridas Exteriores.

    Un faro solitario

    images (3)En el punto más inaccesible se levanta un faro que, en este entorno privilegiado, es un fabuloso espectáculo para los amantes de la fotografía: acantilados salvajes y un mar que parece no tener fin.

    Como curiosidad cabe decir que este faro fue diseñado y construido por los antepasados ​​del escritor Robert Louis Stevenson. Se encendió por primera vez el 1 de noviembre del año 1909 y se puede llegar a él mediante un teleférico.

    Se trata también de una extraordinaria plataforma de observación para ver animales marinos como marsopas, ballenas, delfines e incluso algunos ejemplares de tiburón peregrino.

    Si te animas a visitar este “fin del mundo” escocés puedes llegar fácilmente por carretera desde Broadford por la carretera A863. Basta con seguir las indicaciones y continuar el camino de basalto que lleva hasta el faro.

    Fotos vía: guidotramontano.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 21 junio, 2013 | 1 comentario
    , Sin categoría

    Vídeo: el Fantasma de Escocia | 20 de septiembre de 2014 | 5:19 pm

    […] Neist Point, el fin del mundo escocés […]

    Déjanos tu comentario