Viajes

Montmartre, el encanto del París bohemio

montmartre

En la orilla derecha del Sena se levanta la colina más famosa de París, la del barrio bohemio de Montmartre, en cuya cúspide se levanta la figura blanca de la basílica de Sacré Coeur. Este lugar ofrece vistas impresionantes de la capital francesa y un paseo lleno de encanto entre artistas, músicos y viejos cafés.

Si no estás dispuesto a destrozarte las piernas subiendo por sus interminables escaleras, podrás llegar hasta el Sacré Coeur en el funicular. En cualquier caso, el esfuerzo habrá valido la pena. Uno tiene allí la sensación de haber entrado en un espacio diferente dentro de París, un lugar donde mandan unas reglas distintas a las que rigen en otros distritos de la ciudad.

Territorio de artistas

1148589602_d69a28ba95Recorriendo esas calles empedradas trufadas de galerías de arte, pequeñas brasseries y comercios tradicionales nos parecerá escuchar los acordes de La Bohème de Aznavour o tal vez las notas del Vals de Amélie… La atmósfera mágica y seductora alcanza su punto culminante en la Place du Tertre, donde podemos ver a los pintores en acción, trabajando y exhibiendo sus creaciones, tratando de emular a artistas como Pisarro, Matisse, Van Gogh, Renoir, Modigliani y Picasso, que vivieron y trabajaron aquí.

Uno de los más famosos fue Toulouse-Lautrec, que llegó a vivir en la habitación de un conocido burdel del barrio, el mejor lugar para poder pintar a las bailarinas y prostitutas que fueron sus verdaderas musas.

La basílica del Sacré Coeur

El-barrio-de-Montmartre-y-el-Sacre-Coeur2Justo detrás de la Palce du Tertre se ubica la butte (colina) donde se levanta la hermosa Basílica del Sacré Coeur (Sagrado Corazón), siempre llena de turistas sentados en su escalinata, extasiados ante la panorámica espectacular de París. Vale la pena también descubrir el interior de la basílica y sus tesoros.

Igual que desde el Sacré Coeur se ve todo París, desde casi cualquier punto del centro de la ciudad es fácil reconocer la silueta blanca y elegante de la basílica en el horizonte. Una corona de mármol para el barrio más bohemio y encantador de la Ciudad de la Luz.

Lógicamente se trata de un lugar muy famoso, por tanto siempre lleno de turistas y donde tomar un simple café nos saldrá bastante caro, pero nada de esto resta ni un ápice de encanto a Montmartre, una visita que te seducirá en tu viaje a París.

Fotos vía: Daniel Terrasa

Escrito por Daniel Terrasa el 18 marzo, 2013 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario