Reportajes, Viajes

Mercadillos Navideños en Alemania (y 2)

Segunda entrega de nuestro viaje a los Mercadillos de Adviento en Alemania, un espectáculo callejero que llena de magia las calles de las ciudades y pueblos del país, un despliegue de olores, colores y sabores capaz de llegar a convertir al mismísimo sr. Scrooge en devoto seguidor de la Navidad. Habíamos hablado de los mercados del norte del país, dejando lo mejor para el final: Baviera y la región de Baden-Württenberg.

Baviera es el Land más grande de Alemania, y uno de los más ricos. Es lógico por tanto que en su capital Munich se encuentre uno de los mercadillos más grandes y espectaculares del país. Su epicentro está en la Marienplatz, donde se ubica la Catedral, y sus tentáculos se extienden por todo el centro de la ciudad con todos los puestos y atracciones navideñas imaginables, llegando a la gigantesca pista de hielo iluminada que se instala en Karlstor.

Al sur de Munich es muy recomendable hacer una ruta por la zona de los Alpes donde podremos disfrutar del sabor de la Navidad en pueblos pequeños ubicados en mitad de increíbles y hermosos paisajes nevados: Bad Tölz, Füssen y sus grandes castillos, los pueblos de los lagos al sur de Munich, Bad Reichenhall, el encanto tirolés de Berchtesgaden, en la misma frontera con Austria…

Al norte de Baviera, en la región de Franconia, destaca el mercado de Nuremberg, para muchos alemanes el mejor de Europa y desde luego el más antiguo de Alemania, ya que se ha datado que se viene celebrando por lo menos desde el año 1628. De aquí son originales también los dulces navideños más típicos del país, los Lebkuchen, los muñecos de pan de jengibre que se venden en todas las confiterías y puestos del mercado. A unos 60 km. de Nuremberg se halla el fabuloso pueblecito de Rothenburg ob der Tauber, un lugar increíble del que hablaremos con más detenimiento en otro artículo.

Ya en la región de Baden-Württenberg es obligado referirse a varios mercadillos emblemáticos y realmente originales. El más grande de ellos es el de la capital del estado, Stuttgart. Las grandes ciudades alemanas quedaron arrasadas tras la II Guerra Mundial y en su reconstrucción se aprovechó para remodelar su estructura urbana, creándose grandes plazas y espacios abiertos como el Schlossgarten de Stuttgart, una inmensa plaza ajardinada y decorada con fuentes donde hay sitio para todo. Por mucha gente que haya es imposible sentir agobio porque el espacio es inmenso. Trenes infantiles, bosques artificiales, innumerables casetas de madera, escenarios para espectáculos musicales y teatrales… Éste es sin duda uno de los grandes mercados de Adviento de Alemania.

Más recogido y coqueto es el mercadillo de Freiburg, en el corazón de la Selva Negra, tradicional y cálido, incluso cuando nieva copiosamente. Otras localidades donde hay bellos mercados son Triberg, el famoso pueblo de los relojes de cuco, o Gengenbach, cuyo ayuntamiento es decorado como un calendario de Adviento: cada día hasta el 25 de diciembre se abre una ventana de la fachada que descubre una nueva sorpresa. Un último mercadillo al que hay que referirse es el de Konstanz, uno de los más elegantes de Centroeuropa, que se extiende a orillas del lago en la misma frontera suiza.

Y aquí acaba nuestro recorrido navideño por tierras germanas. Seguro que te hemos contagiado algo de nuestro entusiasmo y estás pensando en visitar alguno de estos mercados ahora que se acercan las fechas de disfrutarlos. Si finalmente te decides, seguro que no te arrepentirás.

Fotos via: Daniel Terrasaweihnachtsmarkt-deutschland.de

Escrito por Daniel Terrasa el 15 noviembre, 2011 | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , Reportajes, Viajes

Canalviajes (@Canalviajes) (@Canalviajes) | 16 de noviembre de 2011 | 8:57 am

Mercadillos Navideños en Alemania (y 2) http://t.co/LfThrUz0

Rosa | 24 de noviembre de 2011 | 8:41 am

Que bueno encontrar este reportaje sobre los mercadillos Navideños en Alemania, me va perfecto porque me voy a Munich un fin de semana en esas fechas, es mi primera vez que vamos a ver este tipo de mercadillos y se agradece toda la información que encuentras.

Daniel Terrasa | 24 de noviembre de 2011 | 8:08 pm

Hola Rosa,
Munich es un buen lugar para vivir los mercadillos de Navidad, aunque por las tardes se llenan de gente y es difícil moverse. Es el mejor momento para tocar retirada y refugiarse en alguna de las grandes cervecerías de la ciudad. La más famosa es Das Hofbräuhaus: http://www.hofbraeuhaus.de/en/index_en.html

También te recomiendo si tienes tiempo visitar los increíbles castillos de Füssen, en los Alpes. Están a poco más de una hora de ruta.

Saludos

Déjanos tu comentario