• Rutas, Viajes

    Menton, el lugar que primero pisan los turistas en Europa

    menton

    Menton está situado en la Costa Azul, columpiándose en la estrecha línea que separa Francia de Italia. Es un lugar de postal, con el azul del Mediterráneo por un lado y las montañas por el otro. La parte más al sur de los Alpes. Esta es la razón por la cual el clima es tan suave: los vientos fríos del norte no pueden llegar hasta aquí, los “bajo ceros” no existen. Nos sumergimos de lleno en este paraíso tropical.

    El clima es, seguramente, la razón por la que Menton es el primer lugar en Europa que descubren los turistas. Al principio, lo hicieron los “muy” nobles, como la reina Victoria, Aga Khan, el rey Leopoldo de Bélgica y la emperatriz Eugenia, seguido de los artistas y autores, y ya con el paso del tiempo, la “gente común”.

    La finlandesa Elisabet Böckelman nos cuenta su particular experiencia. Ella aconseja reservar un apartamento para una semana, o incluso más; después, coger un vuelo a Niza y desde allí llegar a Menton en una hora en autobús (la mitad del tiempo en coche, por la autopista).”Menton es una ciudad pequeña y tranquila con un montón de lugares interesantes para visitar – dentro de la ciudad o alrededores. La región es conocida por sus cítricos, y cada año hay una Fête du Citron, fiesta que se celebra en febrero y marzo. Hay varios jardines tropicales que merecen una visita, un hermoso casco antiguo, un museo de Jean Cocteau y otras pocas iglesias. Al otro lado de la frontera de Italia se pueden ver cuevas prehistóricas. La ciudad es lo suficientemente grande como para dejarte vivir las experiencias que valen la pena, pero lo suficientemente pequeña como para darle una atención personalizada. Hay un montón de buenos restaurantes y tiendas”.

    menton

    Por esta parte de Europa han dejado su huella varias tribus/naciones, desde la época romana en adelante; históricamente es muy rica. Un poco más arriba, en las montañas, hay muchos pueblos pequeños y antiguos (villages perchés, algo así como “pueblos encaramados, aupados, encumbrados”). A algunos de ellos, como Roquebrune Village, Gorbio y St. Agnes, es bastante sencillo llegar a pie. Para ir a los otros, se puede coger el autobús o tal vez alquilar un coche para un día o dos.

    Vale la pena invadir tanto el lado francés como el italiano de Menton. De hecho, una gran ventaja es la proximidad con Italia, en concreto, con las ciudades de Ventimiglia, San Remo… Elisabet solamente ha visitado Menton en primavera – de enero a abril -, pero considera que es un momento ideal, ya que “se pueden admirar las mimosas y magnolias que comienzan a florecer”, mientras te olvidas de las playas llenas de gente y el calor estival.

    menton

    menton

    Texto y fuente de las imágenes: Elisabet Böckelman

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 12 abril, 2012 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , , Rutas, Viajes

    María José | 6 de mayo de 2013 | 7:04 pm

    Muy bonito

    Déjanos tu comentario