• Curiosidades, Viajes

    Marruecos: cómo regatear

    El regateo forma parte de la cultura y mentalidad marroquí, comprar algo sin pasar por este tradicional proceso puede llegar a ofender al vendedor, salvo que te encuentres con algún aprovechado en zona turística que estará encantado de vaciarte la cartera.

    A la hora de comprar lo mejor es buscar todo aquello que despierte tu interés y negociar un precio conjunto, pero incluso comprando una sola pieza podrás regatear hasta cantidades ridículas respecto al precio original. Si por unos pantalones o un sombrero te piden 300 dirhams, no tengas dudas de que podrá ser tuyo por menos de 50.

    Un sistema que suele dar buen resultado es el mostrar un cierto interés por algún objeto, preguntar el precio y cambiar de tema para posteriormente empezar a mostrarte sin interés por el mismo; si el vendedor te ha dedicado una cierta atención empezará a tirar el precio por los suelos, te preguntará cuánto estarías dispuesto a pagar. No des un precio, insiste en que no te interesa, hasta que se empiece a acercar a lo que te interese, y en ese momento ofrécele un 50% de lo que pienses. Normalmente podrás sacarlo por ese precio o una cantidad cercana.

    En mi caso rara vez modifiqué mi oferta, simplemente jugué con sus nervios hasta que las cantidades se acercaban a lo que a mi me parecía adecuado y, entonces, les decía lo que estaba dispuesto a pagar. Cifra que no variaba al alza en ningún momento.

    En los restaurantes también puedes regatear, especialmente con los relaciones públicas o camareros que te intentan convencer para hacer uso de sus instalaciones. En muchos casos podrás sacar un 50% de descuento sobre el precio de la carta.

    A la hora de pagar en restaurantes pide siempre la cuenta antes, ya que sino es posible que aparezcan en la cuenta cobros indebidos; como las guarniciones de ensalada o arroz que te pusieron “de regalo” junto a la carne, o el servicio. En caso de preguntar y que te la intenten colar, no dudes en negarte a pagar cualquier cosa que no hubieras ordenado. Te ahorrarás un buen pico.

    Escrito por Pablo Mandado el 4 octubre, 2011 | 5 comentarios
    Etiquetas: , , , , Curiosidades, Viajes

    Pablo (@cataplines) | 4 de octubre de 2011 | 4:48 pm

    Marruecos: cómo regatear http://t.co/VmpHuBsr

    carlos | 6 de octubre de 2011 | 5:56 pm

    tengo muchas ganas de visitar marruecos! pero mientras me quedó escuchando esto, ya lo checaron? http://bit.ly/qVyduc

    Viajar en taxi por la India sin morir en el intento | 7 de octubre de 2011 | 1:27 pm

    [...] en rodearlos y conducirlos hasta su taxi a toda prisa. Tal como indicaba el otro día Pablo en sus trucos de regateo, hay que preguntar pero no mostrar demasiado interés, incluso seguir nuestro camino como si [...]

    Riads: alojamiento en Marruecos | 10 de octubre de 2011 | 8:03 am

    [...] En todas las grandes ciudades marroquíes como Marrakech, Casablanca, Rabat, Meknes o Fez podremos encontrar multitud de riads aptos para todos los presupuestos. Desde 10€ la habitación doble con desayuno hasta más de 1000€ por todos los servicios completos en un lujoso riad. Y, por supuesto, como es habitual en Marruecos, podremos regatear los precios y servicios. [...]

    Los zocos marroquíes | 11 de noviembre de 2011 | 1:06 pm

    [...] es de esperar, el regateo es práctica habitual y poco menos que obligada, siendo los precios pedidos de mano triplicados o cuadriplicados respecto [...]

    Déjanos tu comentario