• Rutas, Viajes

    Mar Jónico, navegando por las islas de Ulises

    102255775-37e0819a-dd4e-4caf-b0e8-1ef7d1179fbb

    Dice el poema Ítaca de Constantinos Kavafis que lo importante del viaje no es el destino, sino las experiencias que atesoramos mientras éste dura. Seguramente el protagonista de La Odisea no estaría de acuerdo pero nosotros, libres de deberes y sin una Penélope que rescatar, sí podemos entregarnos a disfrutar de la belleza del Mar Jónico y sus islas, la patria de Ulises, paisajes llenos de leyendas y magia.

    Corfú y las islas del norte

    102256417-8b2b7e0a-a084-4025-9f42-deb93c9f445cEl periplo podrá iniciarse en Corfú, la mayor de las islas griegas del Jónico, a la que también se les conoce como la isla de Calypso. rodeada de una transparencia cristalina tan pura que realmente parece fruto de algún tipo de hechizo imposible.

    En los puertos se ofrecen travesías que rodean la isla, desde los cuales contemplar altos acantilados de piedra caliza blanca manchada de vegetación mediterránea, calas de piedra y colinas suaves donde crecen antiguos olivares. Verdaderas postales para soñar.

    Segunda aventura: desde el puerto de Agios Stefanos, rumbo al oeste (hacia Italia) aparece el islote desierto de Diaplo, unas millas marinas más allá Mathraki, llena de playas solitarias de arena blanca, Othoni y, virando al norte, Eriouska, cubierta de matorral mediterráneo y brezo (de ahí su nombre). Su puerto recibe a los viajeros con una pequeña estatua de Poseidón.

    Paxos y Antipaxos

    Al sur de Corfú se encuentra la isla de Paxos, 25 kilómetros cuadrados de maleza verde, cítricos, chumberas y olivos que crecen entre los riscos. El puerto de llegada es el de Gaios, escondido en una pequeña bahía en frente de islote boscoso de Agios Nikolaos. Aquí encontraremos intacto el sabor del antiguo Mediterráneo, con casitas blancas, paredes encaladas, viejos cafés y pescadores en plena faena.

    Más allá de Paxos se levanta la última joya de este rosario de islas jónicas: Antipaxos, un islote lleno de fabulosas calas y aguas ricas y exuberantes, muy apreciadas por los marineros. Hay dos playas desiertas, Voutoumi y Vrika, que podrían figurar en el top 10 de mejores playas del mundo y un par de aldeas de pescadores donde el tiempo parece haberse detenido, tal vez en la época del propio Ulises.

    Fotos vía: web-greece.gr

    Escrito por Daniel Terrasa el 24 mayo, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , , Rutas, Viajes

    Déjanos tu comentario