• Reportajes

    Mapas raros: vino, cerveza y vodka en Europa

    Hoy nos vamos de copas en nuestra sección de los miércoles “Mapas Raros”. Y es que, según a qué lugar de Europa viajemos, hay un tipo de bebida alcohólica que predomina sobre las otras. La geografía europea del alcohol, podríamos llamarla, o los tres grandes cinturones europeos del alcohol, con las fronteras bastante bien definidas: vino, cerveza y vodka.

    La Europa del Vino

    Milenios de tradición vitivinícola alrededor de la cuenca del Mediterráneo han dejado una herencia muy marcada en los pueblos meridionales. Los límites de la Europa donde se consume vino por encima de otras bebidas coinciden grosso modo con los del Imperio Romano.

     España, Portugal, Italia, Grecia, Bulgaria, casi toda Francia, la parte francófona de Suiza, Hungría (tierra del tokaji), el este de Rumanía y algunos puntos de la península balcánica, además de la lejana Armenia. En resumen, una amplia región donde no solo se produce y consume vino de gran calidad, sino donde la cultura y las tradiciones han recibido su influencia durante siglos.

    La Europa de la Cerveza

    Justo por encima de la Europa del vino se extiende la de la cerveza, desde las Islas Británicas hasta los Balcanes, en dirección noroeste-sudeste. Todos estos países presumen de su vieja tradición cervecera e incluso hay quienes discuten sobre la autoría del invento (aunque parece que la bebida nació en Egipto hace 5.000 años).

    Reino Unido, Irlanda (la tierra de la espesa Guinness), Holanda y el paraíso cervecero de Bélgica; pero también la Alsacia francesa, la Suiza alemana, Austria, la franja occidental de Polonia, Dinamarca y Alemania, donde la cerveza es algo más que una simple bebida. No podemos olvidarnos de la República Checa, donde nació la variedad pilsen, la parte central de Rumanía y la mayoría los países de la extinta Yugoslavia.

    La Europa del Vodka

    O, para ser más exactos, la Europa de las bebidas destiladas de alta graduación, que por cierto coincide con las latitudes más frías. Aquí las fronteras están bien definidas, ocupando el norte y el este del continente.

    Todos los países nórdicos (Suecia, Noruega, Islandia y Finlandia, aunque los daneses prefieren la cerveza), los países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) y la franja oriental, desde Polonia y Ucrania hasta los rincones más alejados de Rusia.

    Ya sabes: puedes viajar por Europa descubriendo el alma de sus pueblos a través de sus bebidas alcohólicas… ¡Pero con moderación!

    Fotos vía: dondeviajar.net, blogdevinos.net, clubdecaballeros.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 5 septiembre, 2012 | 3 comentarios
    Etiquetas: , , , , , Reportajes

    Espiñeta | 5 de septiembre de 2012 | 1:49 pm

    Bastante incompleta. Hay una tierra que resiste aún y siempre al invasor que bebe sidra.

    Alain | 5 de septiembre de 2012 | 10:50 pm

    Si te refieres a la Bretagne la verdad es que la cervesa se bebe mucho mas que la sidra, que es deliciosa tambien, como en el resto de Francia.

    Espiñeta | 6 de septiembre de 2012 | 7:24 am

    Me refiero a Asturias, esa gran desconocida.

    Déjanos tu comentario