• Curiosidades

    Mapas raros: el proyecto Atlantropa

    Los alemanes de los años 30 querían cambiar el mundo. Literalmente. Pero no solo los nazis con sus delirios megalómanos, también hombres de ciencia como Hermann Sörgel que nada tuvieron que ver con ellos e incluso fueron perseguidos por la paranoia nacionalsocialista. Él fue quien concibió el fantástico Proyecto Atlantropa que pretendía cerrar el Mediterráneo construyendo una presa en Gibraltar y ganar tierras al mar Mediterráneo para convertirlas en nuevas áreas de cultivo.

    Dos puentes para unir Europa y África

    La clave de todo el proyecto era la colosal presa que debía construirse en el Estrecho de Gibraltar  lo suficientemente ancha como para desplegar sobre ella una autopista que se extendería hasta Dakar, en Senegal. Gracias a esta presa se podría hacer descender el nivel de las aguas en el Mare Nostrum.

    Una de las consecuencias de este descenso del nivel de las aguas sería que las tierras que hoy separan Sicilia del resto de Italia y de Túnez emergerían, con lo que se lograría un segundo paso entre los continentes. Una vía directa desde Berlín hasta Ciudad del Cabo. De manera colateral las islas de Cerdeña y Córcega, o Mallorca y Menorca, quedarían unidas formando una sola.

    Un canal trasvasaría agua del mar hacia el lago Chad, haciendo fértiles las secas tierras del Sahel africano, mientras que todas las tierras ganadas al mar se destinarían, según el proyecto de Sörgel, a nuevos cultivos para solucionar el problema del abastecimiento de cereales a nivel mundial. El propósito final, por tanto y a pesar de lo heterodoxo, era bueno.

    La desecación del Mediterráneo

    El ascenso al poder de Adolf Hitler en Alemania en 1933 parecía el caldo de cultivo propicio para que un proyecto como este, más propio de una novela de ciencia ficción, pero con Atlantropa sucedió todo lo contrario. Las razones: el proyecto de Sörgel tenía una finalidad pacifista y filantrópica. No solo no interesaban al III Reich sino que el arquitecto tuvo que acabar huyendo de Alemania.

    El proyecto Atlantropa cayó en el olvido, aunque en la década de los 60 el escritor Philip K. Dick lo resucitó en su novela ucrónica “El Hombre en el Castillo” (muy recomendable), que recreaba un mundo en el que Hitler había ganado la guerra y, entre otras cosas, había decidido desecar todo el Mediterráneo para conseguir nuevas tierras para el Reich. Es decir, Atlantropa multiplicado por cien.

    Fotos vía: wikipedia.org

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 noviembre, 2012 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , Curiosidades

    Mapas raros: Y los nazis ganaron la guerra | 27 de febrero de 2013 | 1:06 am

    [...] ¿O pasar de Europa al norte de África caminando sobre un Mediterráneo desecado (ver Mapas raros: el Proyecto Atlantropa) convertido en una inmensa área de cultivo? Son algunas de las “realidades” que [...]

    Déjanos tu comentario