• Viajes

    Mapas raros: así es cómo Alemania se ha apropiado de un pedazo de la República Checa

    Cuando nadie estaba prestando atención, Alemania amplió su territorio nacional a costa de sus vecinos checos. No, no tiene nada que ver con la anexión de los Sudetes del año 1938, sino de algo más sutil y refinado. Son 500 metros cuadrados más de tierra obtenidos gracias al desvío del curso del río Kirnitzsch.

    De entrada parece buena idea elegir el curso de un río, una frontera natural al fin y al cabo, para crear una frontera administrativa. Pero sólo cuando su curso no sea modificado. Entonces es cuando empiezan los problemas.

    Los vaivenes de una frontera fluvial

    Este pequeño río marca un largo tramo de frontera entre ambos países: alemanes al norte, checos al sur. Pero cuando a principios de este año se desvió artificialmente su curso, los alemanes consiguieron una ganancia territorial sin tener que recurrir a guerras, tratados o concesiones.

    El Kirnitzsch fluye al sureste del estado alemán de Sajonia, recorriendo una hermosa región montañosa apodada como Sächsische Schweiz (la Suiza sajona). Ese es también el nombre de un Parque Nacional que se extiende a ambos lados de la frontera.

    Según ha informado la revista alemana Der Spiegel, el cambio en el curso del río fue observado por un ciudadano alemán llamado Rolf Böhm, excursionista aficionado y buen conocedor de la zona. El largo meandro que formaba el Kirnitzsch en este punto ha sido corregido y las tierras por donde antes fluía el río han quedado del lado alemán.  Ahora Böhm espera que su descubrimiento sea debidamente considerado y, quién sabe, validado por ambos gobiernos. Tal vez espera que esas nuevas tierras sean bautizadas con el nombre de su “descubridor”. ¿Por qué no?

    Fotos vía: Der Spiegel

    Escrito por Daniel Terrasa el 8 septiembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario