• Viajes

    Malasia, el país de las maravillas del Sudeste Asiático

    Es difícil describir las maravillas de un país como Malasia en sólo unas cuantas líneas. Ciudades interesantes, hermosas playas y la exuberancia de la selva hacen de este grandioso país del Suedeste Asiático en un destino inusualmente hermoso e increíblemente bien conservado. Con su esencia original intacta y escaso desarrollo turístico fuera de la capital Kuala Lumpur, es un sueño para los mochileros.

    Repartido entre la isla de Borneo y la península del Siam, la geografía de Malasia es bastante compleja y deja en el mapa muchos espacios vacíos,vírgenes y de difícil acceso. La gran puerta de entrada a Malasia es el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur (KLIA), elegido tres veces como “Mejor Aeropuerto del Mundo”. También existe la posibilidad de llegar a la capital en tren desde Tailandia, entrando en el país por la ciudad fronteriza de Padang Besar.

     

    La capital del país, famosa por las Torres Petronas, ofrece todas las opciones de ocio y cultura de las otras grandes ciudades de la región. Viajando desde allí hacia el sur se encuentra la ciudad portuaria de Malaca, llena de elegantes edificios coloniales y calles animadas gracias a los rastros de numerosas y variadas culturas diferentes. La huella de holandeses, portugueses, indios y chinos sigue viva en esta urbe que forma parte del Patrimonio Universal de la Unesco.

    Islas de ensueño

    El paraíso tropical de playas de arena fina y aguas cristalinas se encuentra en las Islas Perenthian, muy cerca de la costa continental. Por desgracia, la increíble belleza de la isla no se ha mantenido en secreto y cada vez son más los turistas que llegan hasta aquí. Nuevos hoteles se construyen sin parar y ya han aparecido algunos problemas medioambientales.Sin embargo, todavía hay bellos rincones y unos fondos marinos de extrema riqueza. Otra isla, la de Redang, emerge en esas aguas como un destino de vacaciones con mayúsculas. Por suerte allí todas las playas están bajo protección estatal.

    Pero el más famoso de los destinos de sol y playa de Malasia es sin duda la isla de Lankawi, la mayor del archipiélago del mismo nombre. Playas hermosas, densos manglares y hoteles de lujo prometen al viajero una experiencia inolvidable.

    Borneo, salvaje y desconocido

    La otra parte de Malasia está en Borneo, la tercera isla más grande del mundo. Se trata de un universo propio que administrativamente se reparten tres estados (Malasia, Brunei e Indonesia) conselvas insondables, montañas gigantes y una biodiversidad cuya riqueza y dimensiones están todavía por determinar.

    Por último, para viajeros aventureros (y sólo para ellos) allí está Sarawak, dentro de los límites del Parque Nacional de Gunung, o Sabah, en el extremo norte de Borneo, a los pies del Kinabalu, la montaña más alta de Sudeste Asiático. Dos lugares increíbles que merece la pena ver.

    Fotos vía: Reuters

    Escrito por Daniel Terrasa el 19 junio, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , Viajes

    Déjanos tu comentario