• Noticias

    Maid of the Mist, navegando en las Cataratas del Niágara

    Las cataratas del Niágara, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, son uno de los lugares más visitados del mundo. Pero la visita no estará completa si no nos embarcamos a bordo del mítico Maid of the Mist que lleva a los más atrevidos a los mismísimos pies de la caída de agua, estruendosa y espectacular. Vale la pena acabar empapado solo por poder experimentar la sensación de ser engullido por las cataratas.

    Quien se conforme con contemplar las cataratas desde la distancia y con la ropa seca dispone de varias opciones. Toda la zona está llena de grandes y elevados miradores (dicen que desde el lado canadiense las vistas son mejores) siempre llenos de turistas.

    Sin embargo, para muchos esto resultará insuficiente, sobre todo sabiendo que desde hace más de un siglo el Maid of the Mist (La Doncella de la Niebla) ofrece la posibilidad, solo entre abril y octubre, de acercarte hasta donde el agua rompe con estrépito tras una caída de 50 metros, envolviendo al barco y sus pasajeros en una nube húmeda de vaho y ruido.

    En pocos sitios como este se siente tan de cerca la indomable fuerza de la Naturaleza. Las aguas que se precipitan en estas cataratas provienen de cuatro de los grandes lagos norteamericanos y su fuerza se transforma en la mayor fuente de energía hidráulica del mundo.

    El billete cuesta alrededor de $13,50 aunque hay tarifas reducidas para niños, jubilados y grupos. En el precio va incluido el imprescindible chubasquero que nos librará de acabar completamente mojados.

    La aventura del Maid of the Mist empezó en el año 1846 y desde entonces, con interrupciones y asombrosos capítulos de todo tipo, ha estado acercando a cientos de miles de turistas al mismo corazón de las cataratas más famosas del planeta.

    Fotos via: flickr.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 2 febrero, 2012 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , Noticias

    [...] Canal Viajes, Club [...]

    Déjanos tu comentario