• Viajes

    Louis Stevenson: escenarios de su vida

    Quién no ha soñado nunca con convertir de su vida un viaje, de acabar sus días en una isla paradisíaca del Pacífico como Samoa (oh, Samoa…) y poder escribir novelas tan célebres como la Isla del tesoro o el Extraño caso de Dr. Jekyll y Mr Hyde. Sí, ese era Robert Louis Stevenson, un viajero incansable que hoy en día ocupa un lugar relevante en las estanterías de aquellos que soñamos con su vida. Quizá, el hecho de tenerlo en casa nos permite estar algo más cerca de nuestro objetivo.

    Edimburgo

    Para muchos, la casa en donde nació en Edimburgo, Escocia, se ha convertido en un punto turístico más en la ciudad. Ésta se encuentra en el número 8 de Howard Place, donde seguramente os encontraréis con más de un admirador sacándose una fotografía en la puerta. Aunque la casa de su adolescencia tampoco ha pasado desapercibida. Hoy en día, la Stevenson House, localizada en 19 Heriot Row ha sido convertida en un Bed and Breakfast. El único inconveniente es que hay que darse prisa en reservar, ya que únicamente tiene dos habitaciones: la del novelista y la de sus padres, con cama matrimonial, y es bastante difícil conseguir fecha. El precio ronda las 120 libras la grande, y 100 la pequeña.

    Y, aunque ya recorrimos Edimburgo de la mano de Dr. Jekyll y Mr Hyde. Esta vez dejaremos de lado la parte más lúgubre de la ciudad para centrarnos en aquellos lugares que han formado parte de la vida del novelista. Por ejemplo, en Leith Walk con la Old Street se encuentra una pequeña tienda de papelería que éste frecuentaba y en donde compró el material para montar su teatro. Hoy en día aún se conserva. O también podemos acercarnos hasta Colinton Manse, en Water of Leith, ya que aquí es donde vivía su abuelo y, por ello, donde pasó gran parte de su niñez.

    El ambiente lo puedes buscar en los bares de Lothian Road o alrededores, donde el autor solía dejarse caer. Por ejemplo, el Rutherford’s Bar en 3 Drummond Street era uno de los más frecuentados por Stevenson y por la Sociedad especulativa de la Universidad de Edimburgo. Asimismo, en esta calle se pueden encontrar algunos vestigios de un bastión de la pared que hacía que ésta se desplazara hasta el norte de la calle. Hoy en día, este lugar aún cuenta con alguna piedra original. Louis Stevenson vivió 29 años en Escocia, luego se marchó y nunca más volvió a Europa, ya que como es bien sabido, el escritor murió en la isla de Samoa, en el medio del Pacífico.

    Samoa

    Vaya contraste más drástico: de los días grises de llovizna, a un inmenso sol de Pacífico. Stevenson no dudó un momento en tocar el paraíso y, de paso, quedarse en él hasta el final de sus días. El autor vivió concretamente en la isla de Upolu, la segunda isla en extensión de Samoa cuya capital es Apia. Su casa, que hoy en día es el principal punto de interés sobre el escritor en esta isla, se encuentra en el pequeño pueblo de Vailima, al lado justo de un acantilado. Éste fue su lugar de residencia durante cuatro años, hasta que falleció en 1894.

    Quitando su hermosa casa de campo, que ha sido convertida en un museo sobre el autor, poco más se puede visitar en sus alrededores. En Apia, sin embargo, podemos pasear por la calle Bach, el mercado o el puerto. Pero, un viaje a Samoa no tendría sentido si no hiciésemos también el recorrido por sus playas, prácticamente vírgenes. Las más famosas son Lefaga y Aleipata. No nos extraña lo más mínimo que Stevenson haya ido a parar aquí, ya que aunque no son las Islas Vírgenes, quizá ésta esté menos explotada.

    Fuente: Robert Louis Stevenson Organization
    Imágenes: NettyA, Peter Stubbs

    Escrito por Laura Fernandez el 12 septiembre, 2011 | Comentarios desactivados
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Comentarios desactivados

    Comments are closed.